in

Una familia argentina viajará desde Chascomús hasta Alaska en una Renault Fuego

Una historia inspiradora: una familia de la ciudad de Chascomús, en Argentina, cumplirá su sueño de recorrer todo el continente americano en su automóvil, una Renault Fuego.

Guillermo y Jessica viajarán junto a sus hijos Tomás y Agustina para comenzar una aventura inolvidable sin fecha de retorno.

Para esto tuvieron que vender la cafetería que tenían para comprar algunas cosas y pagar algunas deudas y en marzo comenzarán la aventura a bordo del Renault coupé Fuego que tienen desde hace un año.

“Es un auto 100% argentino y sería muy lindo que un coche así llegara hasta Alaska”, señaló Jessica.

Además decidieron crear un perfil en redes sociales al que llamaron: “Mucho por vivir: familia viajera”. Allí compartirán toda su experiencia sobre el viaje.

Durante el viaje, los chicos estudiarán a distancia. Antes de irse de viaje, Jessica y Guillermo se aseguraron que sus hijos tengan un cupo en el colegio en el que venían estudiando. Tomas iniciara el cuarto año de secundaria y Agustina, el primer año.

“Es una experiencia muy linda, sobre todo para los chicos va hacer algo inolvidable que les va a dar a nivel cultural y una mirada distinta”, concluyó Jessica.

Mientras recorren el continente, ellos se dedicarán a la venta de artesanías y algún que otro objeto que puedan ir consiguiendo en el camino. “No son unas vacaciones, vamos a viajar trabajando”, aseguró Jessica.

Cuando les contaron a sus familiares la idea de recorrer América en auto no fue muy bien recibida. “No les gusta que nos vayamos tan lejos, pero es un tiempo, es una experiencia que tenemos que hacer y lo van a tener que aceptar”, dijo la mujer.

Ahora, y más que nunca, convencidos de que es necesario viajar a otros lugares por el gran intercambio cultural que eso genera, se pusieron en marcha: en unas semanas, esta familia convertirá su sueño en realidad.

Una familia construyó una enorme ballena con botellas de plástico para concientizar sobre el cuidado del planeta

Una familia argentina estaba de vacaciones en Costa Rica y decidió dejar su huella: crear una ballena gigante de 8 metros con botellas de plástico, para concientizar sobre el abuso de este material en el planeta. 

Este proyecto, al que denominaron ESI, por Ernestina y Sixto, hijos del matrimonio de Roberto Drazich y Luciana Rosas, surgió tras los viajes de esta familia.

Continuar leyendo…

Escrito por Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Esta torta es TAN grande que solo una persona la pudo terminar en 50 años

Pearl Jam donará 11 millones de dólares para ayudar a las personas sin hogar