Una mujer encuentra una nota misteriosa en un vestido de época que compró en una tienda de antigüedades

Diseño sin título (52)
Redactora
4/5 - (1 voto)

El encanto de lo antiguo a menudo nos reserva sorpresas, y para Sara Rivers Cofield, su adquisición de un vestido victoriano en un centro de antigüedades en Maine desencadenó un enigma fascinante.

Este atuendo del siglo XIX, adquirido por $100 en diciembre de 2013, se reveló como una ventana al pasado cuando Sara descubrió un bolsillo secreto bajo el polisón. Dos hojas de papel arrugadas albergaban palabras crípticas como «Bismark, omit, leafage, buck, bank», desatando un misterio que duraría casi una década.

El blog «El Busto de Bronce de Bennett» nació en febrero de 2014, presentando las enigmáticas palabras y fotos del vestido. Detectives aficionados se sumaron al caso, especulando sobre la posibilidad de espionaje y conspiraciones. La incógnita persistió incluso cuando el vestido fue añadido a la lista de mensajes cifrados sin resolver en 2017.

Image 240111173145 03 Silk Dress Antique Code

No fue hasta el verano de 2018 que un investigador canadiense, Wayne Chan, se topó con el código en línea. Después de revisar 170 libros de códigos sin éxito, Chan hizo una conexión crucial: ¡un parte meteorológico del siglo XIX! Las palabras eran un código telegráfico utilizado por el Cuerpo de Señales del Ejército en la década de 1880 para acortar informes meteorológicos.

El misterio del vestido se disipó, revelando que Bennett, cuyo nombre estaba cosido a la etiqueta, no era un espía, sino probablemente un observador meteorológico. Las palabras, como «Bismark» y «Calgary», proporcionaban detalles específicos sobre temperatura, viento y presión en lugares como Dakota del Norte.

Image Vestido 740X430 1

Chan descubrió que este código no estaba destinado a guardar secretos, sino a ahorrar costos al acortar los mensajes telegráficos. Rivers Cofield, asombrada pero no sorprendida, se dio cuenta de que el telegrama era la aplicación meteorológica de la época.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) confirmó la fecha de las observaciones: 27 de mayo de 1888. Aunque el propósito exacto y la identidad de Bennett siguen siendo un misterio, Chan y Rivers Cofield celebran el desciframiento de este intrigante capítulo histórico.

4/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *