Una startup mexicana busca ser “el Airbnb del ecoturismo”: ofrece hospedaje en comunidades indígenas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La propuesta ha sido bautizada como Rutopía y es desarrollada desde hace aproximadamente dos años en México. Surge a partir de una plataforma online inspirada en el modelo de Airbnb pero enfocada al ecoturismo y/o turismo rural en comunidades indígenas.

Con Rutopía® puedes encontrar y reservar experiencias increíbles ofrecidas por comunidades indígenas que buscan proteger su naturaleza y cultura. Viaja y haz la diferencia.

De tal manera, y siguiendo las palabras oficiales de sus fundadores Diego Espinoza Siliceo y Emiliano Iturriaga, Rutopía aspira a fomentar el área de turismo rural que sea capaz de beneficiar a las comunidades indígenas en América Latina. Para lograrlo, esta startup está dispuesta a colaborar y trabajar en conjunto con agencias de viajes emisoras de otros países interesadas en el incentivo a este tipo de actividades turísticas.

¿En qué consiste?

Tal como mencionábamos anteriormente, Rutopía podría definirse como un “Airbnb del ecoturismo”. La forma de uso es similar y muy sencilla: los viajeros podrán elegir hospedaje “en casas de familias anfitrionas” o bien pueden alojarse en comunidades que disponen de cabañas de propiedad comunitaria para los viajeros.

En comunicación con medios especializados, Emiliano Iturriaga ha hecho mención de una gran problemática que involucra al sector de las comunidades originarias en relación con el ingreso de ganancias producidas gracias al turismo: “En México se generan aproximadamente 3.500 millones de dólares anuales por turismo en las zonas naturales. Sin embargo, menos del 5% de este ingreso llega a manos de sus habitantes, que son mayoritariamente indígenas”.

No obstante, Rutopía se presenta como una propuesta prometedora para hacer frente a esta realidad. El 14 de septiembre presentaron su proyecto en el concurso Hult Prize 2019, realizado en la sede de la ONU en Nueva York. Allí se entregan premios y reconocimientos a todas aquellas iniciativas que apuntan a resolver problemáticas sociales. En este sentido, el caso mexicano participó y ha sido seleccionada -entre un total de alrededor de 20 mil startups- junto a otras empresas provenientes de lugares como Bangladesh, Guatemala, Canadá, Uganda y Palestina.

El “turismo naranja” en auge: la nueva tendencia por integrarse al máximo en un viaje

Se trata de una forma de turismo que tiene en cuenta los principios de sostenibilidad como así también la generación del desarrollo cultural.

El “turismo naranja” comprende entrar en contacto con las comunidades locales, los usos y tradiciones de un destino en particular para que el turista o visitante puede convertirse, al menos por un rato, en un verdadero y auténtico local. Con mayor frecuencia, es posible encontrar este tipo de turismo enlazado a la vivencia de la experiencia.

Por ejemplo en el caso de Argentina, el Noroeste cuenta con grandes propuestas que, abrazadas al respeto de pueblos originarios, logra fusionar por sobre todo el encuentro. Armonizar los valores culturales, ancestrales, humanos, recuperarlos y conjugarlos con tecnología. Al menos, Pueblos Originarios es un proyecto que ha sabido manifestar un interés y concretar este tipo de actividades en pos de vincular distintos grupos sociales. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
laboratorio

El virus que causa COVID-19 fue encontrado en congeladores de laboratorios en Japón y Camboya

El virus que causa el Covid-19 se llama SARS-CoV-2, y los científicos han querido identificar el origen del mismo.

Dos grupos de investigación separados han encontrado virus similares y se espera que esto comience a aclarar el origen de COVID-19.

Se han encontrado dos muestras separadas de murciélagos de herradura, y son parientes del virus COVID-19. Estas muestras se han encontrado en Japón y Camboya y datan de 2013 y 2010. Si bien el virus no es una coincidencia exacta, se espera que esta investigación arroje luz sobre cómo se propagó el COVID-19 a los humanos y si se pueden tomar medidas para evitar más infecciones.

Nature News ha informado que el virus se encontró en dos murciélagos en herradura de Shamel en Camboya desde 2010. La muestra tomada es actualmente una de las coincidencias más esperanzadoras con el SARS-CoV-2, y los genomas aún se están secuenciando. Por el momento, se ha secuenciado el 70% del genoma y se ha encontrado RaTG13, que parece un virus muy similar al SARS-CoV-2. El RaTG13 comparte el 96% del genoma del SARS-CoV-2 y puede proporcionar información valiosa.

Laboratorio 13 Cs. Químicas

En Japón, un estudio descubrió el virus en los excrementos congelados de un murciélago de herradura japonés de 2013. La similitud encontrada en la muestra fue menor que la de Cambadoian, pero se detectó Rc-o319, y comparte el 81% de su genoma con el SARS. -CoV-2.

A pesar de estas coincidencias genómicas cercanas, los investigadores en Camboya creen que se necesita una similitud del 97% para permitir una comprensión completa de cómo el virus pasó de los murciélagos a los humanos.

Se espera que al encontrar parientes cercanos del virus, se pueda atribuir correctamente la propagación del virus a los humanos. Por el momento, parece que los murciélagos en herradura son la fuente inicial del virus que ha provocado una pandemia mundial, pero cómo se propagó es un misterio.

Dada esta investigación en curso y la incertidumbre sobre el origen del virus, algunos sentirán que es mejor reservarse el juicio sobre cómo se ha propagado el virus hasta que se encuentren resultados concluyentes.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO