Una turista tuvo que hacerse cargo de dos niñas porque sus padres las abandonaban para salir a emborracharse

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una mujer afirmó que no le quedó otra opción que cuidar a los hijos de una pareja mientras estaba de vacaciones en Mallorca, después de que los padres se emborracharan y los dejaran abandonados en el hotel.

Amanda Wignall, de 37 años, estaba de vacaciones con su esposo y su hijo de cuatro años,  en el complejo Club Palma Bay cuando vio a las dos niñas de cuatro y 11 años varias veces solas mientras su madre y su papá ‘bebían alcohol hasta sin parar’.

Luego de que el personal fuera alertado de lo que estaba ocurriendo y llamaran a la policía, sacaron a la pareja ebria del hotel con esposas mientras que las niñas fueron atendidos por trabajadores sociales.

“Pudo haber sido otra historia similar a la de Maddie McCann”, dijo. “No sabían en qué peligro se encontraban. Una noche las vimos solas y cuando finalmente encontramos a la madre, ella estaba absolutamente inconsciente por el alcohol.

Estaba tan borracha que ni siquiera podía levantar la cabeza para hablar con nosotros, y mucho menos entender lo que sucedía.

“La policía se había llevado a la madre y al padrastro, y el animador de niños del hotel tuvo que quedarse en una habitación con ellas, ya que no había nadie más que se hiciera cargo”.

Agregó: “Es absolutamente repugnante, no merecen tener hijos, y mucho menos llevarlos al extranjero”.

“Las cuidé durante tres horas buscando a su madre y no pudimos encontrarla en ninguna parte. Querían quedarse en mi habitación, incluso en la habitación de un extraño que solo habían conocido dos días, pero les dije que no podían hacerlo. Luego fui a la recepción del hotel para avisarles que tenían que encargarse de ellas.”

Esta mañana tuve que ver cómo dos chicas hermosas eran llevadas por los servicios sociales españoles a un centro de atención infantil española sus padres permanecían arrestados en la comisaría de Palma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El autobús funciona en la Ciudad de México desde el viernes 25 de Septiembre de 2020 y es el primero en funcionar completamente con energía eléctrica.

El primer autobús completamente eléctrico de la Ciudad de México es el comienzo de una iniciativa del gobierno local que consta en tener 10 unidades de este estilo, 100 por ciento eléctrico, para finales de este año 2020. El que entró en circulación el pasado viernes tiene 18 metros de largo, capacidad para 160 usuarios y fue desarrollado gracias a una colaboración entre las autoridades de la ciudad, ENGIE, MOBILITY ADO y MIVSA, que es la empresa que tiene la concesionaria de la Línea 3 que es a la que pertenece el autobús, según informó El País.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El vehículo tiene puertos USB para que las personas puedan cargar sus dispositivos, espacios exclusivos destinados a personas en sillas de ruedas y también otros para animales de compañía y cuenta con puertas retráctiles. De acuerdo a declaraciones de la Jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, “Es la primera unidad del Metrobús totalmente eléctrica que opera en la Ciudad de México y nuestro objetivo es seguir avanzando en la electromovilidad: autobuses y trolebuses que operen con electricidad, para ir desplazando al diésel“.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El recorrido del autobús consta desde Tenayuca a Etiopía y la carga le alcanza para recorrer 330 kilómetros. De acuerdo a El Heraldo de México, la mandataria comunicó que la implementación del mismo implica un beneficio para el usuario y para la operación del Metrobús, ya que reduce los costos de operación. Sin dudas, también es un gran avance en términos ambientales. “Esto nos ayuda en dos áreas muy importantes: la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, que provocan el cambio climático, y aun cuando el costo de inversión es un poco mayor, a larga es mucho más barato, por la vida útil del autobús“.

De acuerdo a El País, el vehículo se carga durante las noches y necesita de tres horas y medias para completar la carga. Además, en comparación con un autobús que es impulsado con diésel, el que fue implementado en Ciudad de México reduce el uso de energía en un 80% y, al cabo de diez años, evita la emisión de 1300 toneladas de carbono.

¡Síguenos en Instagram para más noticias como esta!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO