Una vieja iglesia asturiana fue transformada en un parque de skate y pintada con coloridos graffitis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una iglesia de cien años de antigüedad ubicada en el pueblo asturiano de Llanera ha sido transformada por completo en un parque para practicar skate.

La iglesia de Santa Bárbara estuvo abandonada durante décadas, hasta el 2007, año en que la compró Ernesto Fernández, un joven empresario de Oviedo. El objetivo de Ernesto era levantar allí una empresa multiservicios, pero la crisis se encargó de parar este proyecto. Así que decidió dedicar la desacralizada iglesia a su hobby: el skate. 

Conocida como Kaos Temple, la iglesia ha sufrido una transformación cromática: el artista urbano Okuda San Miguel ha cubierto el templo de graffitis brillantes y simétricos.

De esta manera, el templo sufrió una renovación en manos de este artista callejero.Con influencias de Max Ernst, René Magrite, Salvador Dalí, Takashi Murakami y Yayoi Kusama, además del arte tradicional indio, mexicano y africano, San Miguel considera que su trabajo en la iglesia es el más importante que ha hecho hasta el momento.

“Kaos Star es su pieza artística más icónica y representa una rosa de los vientos colorida e isométrica que intenta decirnos que no importa dónde estés o qué hagas, lo que importan son tus metas”.

La iglesia permanece abierta hasta el día de hoy, dando la bienvenida a patinadores dispuestos a practicar en un skatepark único, y también entusiastas del arte contemporáneo que buscan presenciar la conquista única de una iglesia clásica por el arte urbano.

¡No dejes de visitarla!

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Encontraron un esqueleto en Rusia que creen que es uno de los generales de Napoleón Bonaparte

Se cree que un esqueleto de una pierna descubierto por un equipo de arqueólogos es uno de los generales de Napoleón Bonaparte, Charles-Etienne Gudin, según un historiador y ex soldado francés.

Un equipo de arqueólogos franceses y rusos descubrió el esqueleto de 200 años en julio durante una excavación en la ciudad rusa de Smolensk, que se encuentra a unos 400 kilómetros al oeste de Moscú.

Pierre Malinowski, quien dirigió la excavación, dijo a CNN que después de desenterrar los restos voló durante la noche con parte del fémur y los dientes del esqueleto dentro de su maleta desde Moscú a Marsella para comparar el ADN con el de la madre, el hermano y el hijo del general. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO