Un templo budista de Tailandia encendió 330.000 velas para celebrar el Día de la Tierra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El pasado jueves, 22 de Abril, 330.000 velas fueron encendidas en un templo de Tailandia para conmemorar el Día de la Tierra y, al mismo tiempo, intentar romper el récord Guinness de la imagen en llamas más grande del mundo.

El templo elegido fue el de Dhammakaya, un complejo de 31 hectáreas ubicado al norte de Bangkok, capital de Tailandia. Allí las velas se encontraban formando un mapa del mundo y una figura de Buda y, alrededor de un santuario dorado con forma de nave espacial, se reunieron cientos de monjes budistas mientras cantaban.

Un templo budista de Tailandia encendió 330.000 velas para celebrar el Día de la Tierra

Entre las figuras conformadas por las 330.000 velas encendidas también se encontraba la frase “Cleanse the mind, cleanse the world“, “limpiar la mente, limpiar el mundo“.

Las personas encargadas de organizar este evento explicaron que el objetivo era “motivar a las personas de cualquier nacionalidad, raza y religión a juntarse en actividades de cántico y meditaciones grupales, compartiendo cariño“, según informó la agencia de noticias AFP.

Un templo budista de Tailandia encendió 330.000 velas para celebrar el Día de la Tierra

El director del departamento de comunicación del templo Wat Phra Dhammakaya, Sanitwong Wuthiwangso, declaró que estimaban que alrededor de 300.000 monjes y otros devotos participaron de la ceremonia de forma virtual, debido a las restricciones por COVID-19, según informó la agencia de noticias Reuters.

Según explicó Wuthiwangso, la frase fue elegida para recordarle a las personas que “limpien sus mentes antes de empezar a limpiar el mundo”.

Si bien la ceremonia se celebró en el Día de la Tierra, una fecha que a nivel mundial se utiliza para generar conciencia sobre cuestiones ambientales y ecológicas, el experto en salud ambiental Sumiwon Kanchanasuta declaró a AFP: “Tendremos que ver de qué clase de productos estaban hechas estas velas. Algunas sustancias no son dañinas, mientras que otras podrían contribuir a la contaminación del aire“.

Por su parte, devotos que formaron parte de la ceremonia explicaron que ellos mismos habían hecho las velas y no contenían “materiales peligrosos”.

Respecto a la finalidad de romper el récord mundial de la imagen en llamas más grande del mundo, por el momento no se sabe si pudieron lograrlo, según reportó AFP, o cómo se estaba monitoreando el proceso ya que Guinness tiene determinadas reglas que hay que seguir.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO