Venecia dice adiós a las tiendas ‘made in China’ para proteger la actividad comercial local

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La medida tomada por la ciudad situada al noreste de Italia tiene por objetivo principal fomentar el comercio interno y proteger las actividades que los propios residentes llevan a cabo.

Para esto, Venecia ha decidido deshacerse de las tiendas “low-cost”, esas que ofrecen productos de tipo bazar y/o baratijas a bajo costo cuyo origen es, por lo general, “made in China“.

En gran medida, estos locales suelen presentarse como italianos. No obstante, el descontento surge a partir de que en estos negocios se ofrecen los típicos recuerdos italianos, como las máscaras del carnaval de Venecia o artículos de vidrio soplado de Murano, pero al observar en detalle los mismos, rezan inscripciones de que fueron producidos en China.

A partir de entonces, la medida concederá el permiso a determinados negocios con las siguientes categorías y/o rubros: moda de alta gama, librerías, galerías de arte, decoración y diseño, anticuarios, artículos de numismática, joyerías. En el caso de la oferta de productos de artesanía artística, estas deberán ser “típicas, tradicionales e históricas“.

La iniciativa fue aprobada de manera unánime por el Ayuntamiento de la ciudad, y se estima que, a partir de la transformación del comercio en la zona, se verán favorecidos comerciantes de sitios como la Plaza de San Marcos y el Puente de Rialto.

Plaza de San Marcos
Mercado de Rialto

No obstante, se dará un plazo de seis meses a los locales para que adapten su actividad comercial de acuerdo a las nuevas normas. Entre las cuales deberán adaptar la fachada según el contexto de arquitectura veneciano para una convivencia más armónica a nivel estético entre los comercios y las viviendas.

Debido a la escasez de recursos naturales, Australia espera su “Día Cero”

El Día Cero comprende el inicio del racionamiento de agua. Día en que, literalmente, se cerrarán los grifos de residencias, ocasionando que muchos residentes en hogares y locales comerciales en Australia deberán dirigirse hacia centros de recolección local en búsqueda de agua para consumo personal.

Esta situación ha llegado a un extremo en Australia a partir de la crisis ocasionada por las graves sequías. Como consecuencia de la disminución de nivel y caudal de ríos y represas, se estima que en los próximos meses algunas ciudades del país situado en Oceanía agotarán sus recursos y se verán obligados a racionar el consumo de agua. Según informan autoridades, se prevé que alrededor de doce ciudades australianas se enfrenten a este escenario: desde el norte en el estado de Queensland hasta Sidney, la ciudad más poblada del país, capital del estado de New South Wales. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Colombia está tomando medidas para reducir sus emisiones de CO2 mediante la transición a energías renovables

Un verdadero ejemplo: Colombia está tomando medidas para reducir sus emisiones de CO2 mediante la transición a energías renovables. En 2018, Iván Duque Márquez se convirtió en el presidente más joven de la historia de Colombia, un país de más de 50 millones de habitantes en la parte más septentrional de Sudamérica. Desde aquel entonces, la capacidad eólica y solar del país se ha sextuplicado según ha explicado el presidente Iván Duque.

Sin dudas Colombia es un país que tiene que equilibrar sus ciudades en crecimiento con el mantenimiento cuidadoso de los hábitats naturales. Como parte de la Cumbre sobre el Impacto del Desarrollo Sostenible del Foro Económico Mundial, el Presidente Duque ha analizado cómo se está gestionando en su territorio la transición a la energía limpia y por qué considera que las ciudades son fundamentales para proteger la biodiversidad.

A continuación, compartimos un fragmento de entrevista publicada por el World Economic Forum sobre un diálogo íntimo con el presidente Iván Luque:

¿Cómo aborda Colombia la cuestión de la biodiversidad?

A veces pienso que es demasiado fácil pensar en la biodiversidad como una cuestión de lo que ocurre en la selva o lo que ocurre en las sabanas o lo que ocurre en los parques nacionales. Pero tenemos que reconocer que la protección de la biodiversidad comienza con el tema de los hábitos humanos cotidianos. Y estos tienen lugar en las ciudades.

Así que tenemos que pensar en la sostenibilidad en las ciudades como una parte importante de la protección de la biodiversidad. Y eso tiene que ver con la forma en que una ciudad maneja sus desechos. Cómo maneja la energía, el agua y el saneamiento. Cómo una ciudad maneja el transporte y cómo una ciudad maneja la calidad de su aire.

También cómo una ciudad puede crear hábitos de consumo sostenibles. Creo que es importante que los ciudadanos de las ciudades sean conscientes de sus responsabilidades, no sólo en la forma en que reducen, reutilizan, reciclan y consumen energía, sino también en la forma en que sus acciones pueden contribuir a proteger la biodiversidad.

¿Qué medidas está tomando Colombia para la transición energética?

Aunque Colombia representa sólo alrededor del 0,4% de las emisiones globales de CO2, debemos adaptarnos y contribuir a los esfuerzos internacionales para reducir los efectos del cambio climático. Una parte importante de eso es nuestra estrategia de transición energética.

Colombia está tomando medidas para reducir sus emisiones de CO2 mediante la transición a energías renovables
Colombia está tomando medidas para reducir sus emisiones de CO2 mediante la transición a energías renovables

Cuando nuestra administración comenzó, la generación solar y eólica era sólo algo cercano al 0,5% de la matriz energética colombiana. En los últimos dos años, hemos expandido eso hasta alcanzar más del 10%. Hemos multiplicado por seis la capacidad instalada de energía eólica y solar y tenemos una agenda adicional para llegar al 20% antes de 2030.

¿Cómo está trabajando usted para proteger el mundo natural?

Nuestra estrategia para combatir la deforestación es una combinación de zanahoria y palo. Estamos luchando contra las actividades ilegales que destruyen la selva tropical. Al mismo tiempo, estamos construyendo soluciones basadas en la naturaleza. En los últimos dos años, hemos sido capaces de reducir la tasa de deforestación en un 19%.

¿Estoy satisfecho con eso? No, porque tenemos que hacer mucho más. Y es por eso que también estamos conectando esa agenda con la iniciativa “Un billón de árboles” del Foro Económico Mundial. La contribución de Colombia será plantar 180 millones de árboles para agosto de 2022. Hasta ahora, estamos por encima de los 30 millones y vamos a llegar a 50 millones a finales de este año.

Alrededor del 35% de nuestro país es territorio amazónico y más del 50% es selva tropical. Pero también tenemos ciudades que tienen una estrecha relación con la naturaleza. Queremos que esa relación sea sostenible, que tenga un impacto positivo y que involucre a nuestros ciudadanos urbanos en la protección de la biodiversidad.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO