¿Venecia podría quedarse sin agua? Las imágenes que se convierten en un dolor de cabeza para los ‘gondolieri’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mucho, poquito o nada. Así suelen manifestarse los niveles de agua en Venecia que, actualmente, se ve aquejada ante un escenario de sequías y descenso de 50 centímetros de baja en la marea.

El motivo se debe a que de por sí, el mes de enero es coincidente con un periodo de baja presión, lo cual afecta con menos aguas altas y la presencia de mareas bajas. Se trata de un suceso bautizado como “secche della Befana” (sequías de a Befana), ya que ocurre cercano a la fecha del 6 de enero, día en que Italia celebra “la Befana”, una figura típica de su folclore nacional.

Un escenario por demás contrastante si consideramos el fenómeno de “acqua alta” que ha tenido lugar durante las últimas semanas del 2019, ante el descomunal aumento de las aguas que han llegado a los 187 centímetros, alcanzando las rodillas de los habitantes de la ciudad.

Sin lugar a dudas, más allá de representar y reflejar sorpresivas imágenes de lo que acostumbramos a ver en sus canales, Venecia sufre el problema a gran escala: la ausencia de suficiente agua ha impedido la navegación dentro de los canales internos por lo que tanto embarcaciones como transportes de mercancías se ven limitados en su circulación.

Y esto, sin dudas, representa también consecuencias económicas para un destino que ha hecho de sus paseos en góndolas un verdadero atractivo turístico. Así es como los distritos de San Polo y Santa Croce se han convertido en los más afectados. Aquí, los gondolieri -personas que manejan las góndolas, típicas embarcaciones a remo muy tradicionales en Venecia-, los servicios de bomberos y de emergencias han recibido algunas dificultades para su cotidiana circulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Es preocupante. Por lo general, para esta altura de Octubre ya suele haber formada una capa de hielo en el Océano Ártico. Sin embargo, este año y por primera vez desde que consta en registros el agua del mismo no se congeló.

El retraso en el congelamiento del océano está relacionado con las cálidas temperaturas que se prolongaron en el norte de Rusia y con la intrusión de agua proveniente del Atlántico, según informó el sitio de noticias The Guardian. Los científicos por su parte advierten que esto puede generar posibles efectos colaterales en toda la región polar. “La falta de congelamiento tan avanzado el otoño no tiene precedentes en la región del Ártico siberiano“, aseguró Zachary Labe, un investigador de posdoctorado de la Universidad Estatal de Colorado. Y afirmó que esto está relacionado con el impacto del cambio climático y, por su puesto, la contribución de las personas en eso.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Labe explicó que si no se reducen de manera sistemática los gases del efecto invernadero, lo más probable es que seamos testigos del primer verano “libre de hielo” para mediados del siglo XXI. De acuerdo a un estudio publicado en Julio de este año por World Weather Attribution, este año la ola de calor siberiana se volvió al menos unas 600 veces más probable por por las consecuencias que generan las personas en el cambio climático. Además, gran parte del hielo de Ártico está desapareciendo, lo que hace que las capas que quedan por temporadas sean más delgadas. Según Walt Meier, investigador de National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos, en términos de porcentajes, el grosor de la capa de hielo es la mitad de lo que era en 1980.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Según fue informado, la temperatura de los océanos en el área del Mar de Láptev aumentó 5 grados centígrados más que el promedio. Además, este aumento fue seguido por una ola de calor que rompió récords junto al declive de hielo del mar en el último invierno.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO