Viajaron durante 4 meses, recorrieron 2100 kilómetros y ganaron 25.000 dólares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ellos son Romas Usavicius y Simona Vidunaitė de Lituania, también conocidos como el equipo amarillo. El 23 de junio del 2017 comenzaron una competencia, dura, pero con una muy buena causa, y ésta es su historia…

Autor: abrakadabratravels

Tres equipos de dos personas tenían que comenzar una aventura desde diferentes países: Inglaterra, Polonia y Dinamarca. La idea es que durante todo el recorrido afectarán lo más mínimamente al medioambiente y que al final del camino se encontrarán todos en Milán.

Cada pareja tenía que intentar hacer la mayor cantidad de puntos posibles durante el recorrido, los puntos se iban ganando al realizar diferentes tareas que estaban estipuladas. En total eran 40.

Autor: abrakadabratravels

Después de caminar 2100 km por Europa, dormir 120 noches bajo cielos abiertos, cocinar con fuego, lavar sus cosas en los ríos, comer setas y bayas, completar 17 desafíos y duelos, el equipo amarillo resultó ganador y volvió a casa con 25.000 dólares para donar a Parque Nacional Čepkeliai-Dzūkija.

Autor: abrakadabratravels

Romas y Simona fueron los que llegaron a la línea de meta en Milán con el puntaje más alto. Pasaron 4 meses durmiendo al aire libre y haciendo senderismo por Inglaterra, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Alemania, Suiza e Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Personal del aeropuerto de Roma usa cascos inteligentes para detectar coronavirus

Uno de los aeropuertos más activos de Italia, Roma Fiumicino, es el primero en la región en utilizar cascos inteligentes equipados con cámaras térmicas para detectar síntomas de COVID-19. Estos cascos de realidad aumentada se encuentran conectados a una cámara que puede medir la temperatura corporal desde siete metros de distancia, produciendo un escaneo del calor corporal del pasajero, que luego se transmite al visor en tiempo real. Esto permite al personal ver la exploración de todo el cuerpo y detener a los pasajeros con ebre por encima de cierto nivel, lo que ayuda a reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Cabe señalar que el casco inteligente es una combinación de una cámara térmica y una pantalla de realidad aumentada, de acuerdo con Ivan Bassato, director administrativo de los aeropuertos de Roma, lo que permite a los empleados “cubrir un área amplia dentro del aeropuerto y generar sinergias completas con dispositivos fijos de escaneo térmico”.

De acuerdo con el diario The Independent, los oficiales de seguridad podrían escanear a las personas mientras éstas esperan en el aeropuerto y remover a cualquiera que tenga niveles altos de temperatura. El uso de dicha tecnología también tiene como objetivo hacer que los pasajeros se sientan seguros al regresar a los vuelos una vez que pase la pandemia.

Cuando la persona que usa el casco mira a su alrededor, puede ver una imagen infrarroja de la persona y su temperatura aparece sobre el ojo derecho. Eso les permite explorar el aeropuerto como de costumbre usando su ojo izquierdo. La tecnología portátil le ha dado al aeropuerto una nueva ventaja, pero ya hay 83 posiciones estáticas de termo-escaneo en operación en el aeropuerto, “con mucho, la ubicación más grande en términos de despliegue de este tipo de tecnología”, según Bassato

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO