[VIDEO] Las Cataratas de Iguazú atraviesan una de las peores sequías de los últimos tiempos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las Cataratas del Iguazú atraviesan una de las peores sequías. La falta de lluvias en la región y el cierre de represas del lado brasileño generó una disminución histórica del caudal de agua.

El Intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Acosta, reveló que “si bien las sequías son cíclicas” sorprende el bajo nivel de agua que experimenta el atractivo turístico misionero.
“La anterior vez que se dio algo así fue en 2006”, describió el funcionario.

El caudal normal es de 1.500 metros cúbicos por segundo. Hoy andamos por los 289 metros cúbicos y estamos muy por debajo del caudal normal“, explicó Acosta.

Acosta indicó que esta preocupante bajante también se produjo por el cierre de compuertas de las siete represas que tiene el río del lado brasileño.

Es raro ver a Cataratas con poca agua“, dijo Acosta, al tiempo que anticipó que se está desarrollando “un material fílmico y fotográfico para mostrar este ciclo de la naturaleza que se ve muy pocas veces”.

El volumen de agua es el más bajo desde 2006, cuando se llegó a 300 milímetros. En estos momentos tanto el salto Bosetti como el de Dos Hermanas experimentan bajísimos caudales de agua, en el marco de un panorama inédito para el centro atractivo turístico ubicado en la provincia de Misiones.

Desde la página de Facebook del parque, mostraron que el salto más famoso e impresionante (La Garganta del Diablo), aún mantiene un caudal importante

Síguenos en instagram.com/intriper

View this post on Instagram

🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Personal del aeropuerto de Roma usa cascos inteligentes para detectar coronavirus

Uno de los aeropuertos más activos de Italia, Roma Fiumicino, es el primero en la región en utilizar cascos inteligentes equipados con cámaras térmicas para detectar síntomas de COVID-19. Estos cascos de realidad aumentada se encuentran conectados a una cámara que puede medir la temperatura corporal desde siete metros de distancia, produciendo un escaneo del calor corporal del pasajero, que luego se transmite al visor en tiempo real. Esto permite al personal ver la exploración de todo el cuerpo y detener a los pasajeros con ebre por encima de cierto nivel, lo que ayuda a reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Cabe señalar que el casco inteligente es una combinación de una cámara térmica y una pantalla de realidad aumentada, de acuerdo con Ivan Bassato, director administrativo de los aeropuertos de Roma, lo que permite a los empleados “cubrir un área amplia dentro del aeropuerto y generar sinergias completas con dispositivos fijos de escaneo térmico”.

De acuerdo con el diario The Independent, los oficiales de seguridad podrían escanear a las personas mientras éstas esperan en el aeropuerto y remover a cualquiera que tenga niveles altos de temperatura. El uso de dicha tecnología también tiene como objetivo hacer que los pasajeros se sientan seguros al regresar a los vuelos una vez que pase la pandemia.

Cuando la persona que usa el casco mira a su alrededor, puede ver una imagen infrarroja de la persona y su temperatura aparece sobre el ojo derecho. Eso les permite explorar el aeropuerto como de costumbre usando su ojo izquierdo. La tecnología portátil le ha dado al aeropuerto una nueva ventaja, pero ya hay 83 posiciones estáticas de termo-escaneo en operación en el aeropuerto, “con mucho, la ubicación más grande en términos de despliegue de este tipo de tecnología”, según Bassato

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO