[Video] Un hombre robó una obra de Salvador Dalí valuada en US$ 20.000 y salió caminando como si nada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ocurrió en una galería de arte situada en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos.

Hace nada más que unos días, durante las horas de la noche, un joven arrebató una obra del artista Salvador Dalí. Bueno, quizás arrebatar no sea la palabra más indicada porque, según afirmaron personal del lugar, las cámaras de seguridad muestran al hombre salir caminando muy tranquilo por la calle como si nada hubiera pasado.

Las mismas autoridades de la galería sostuvieron que, probablemente, el robo haya sido realizado en menos de un minuto y sin mucha operativa previa. Lamentablemente, además del valor cultural que dicha pieza ha adquirido en historia del arte, también ha significado una importante mercancía.

Se estima que la obra bautizada como “Jirafa en llamas” está valuada en unos 20.000 dólares… ¡una locura de sólo pensarlo! Consultados ante la posibilidad de que esta pieza sea comercializada a través de Internet en sitios de compra y venta, las autoridades sostienen que la gente se daría cuenta al respecto de que se trata de una pieza robada o cuya venta es ilegal: “Creo que la gente lo sabría. Es una edición muy pequeña de grabados, sabemos exactamente qué pieza es, así que ahora es un artículo muy popular“.

Si bien las cámaras de seguridad que se encontraban fuera del establecimiento han permitido registrar e identificar al presunto sospechoso del robo, lo cierto es que la policía local aún no ha realizado ningún operativo para dar con su paradero y sancionarlo.

Entregó un examen en blanco y calificación de excelencia después de que su profesor se diera cuenta de que su ensayo estaba escrito con tinta invisible

Una estudiante de la Universidad de Mie en Japón sorprendió a su profesor cuando entregó su examen final ‘totalmente en blanco’.

Al principio, su presentación parecía una hoja en blanco, pero una pequeña nota en la parte superior decía “calienta el papel”. Cuando el profesor cumplió y sostuvo la tarea sobre una estufa calentada, de repente apareció el texto línea por línea.

La estudiante, Eimi Haga, de 19 años, había escrito todo su examen con tinta invisible. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO