Visitó 300 ciudades, 52 países y recorrió 130.000 kilómetros a dedo y sin dinero

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mi nombre es Gonzalo Cazenave, soy argentino, y he viajado como mochilero durante los últimos 6 años. Visité 300 ciudades, 52 países y recorrí 125.000 kilómetros por tierra (a dedo). En total le di la vuelta al mundo 2 veces con un solo pasaporte, sin carpa, y cruzando más de 90 fronteras por vía terrestre.

En el año 2011 decidí que era momento de darle un vuelco a mi vida, trabajaba en el área de sistemas en empresas reconocidas establecidas en Buenos Aires (Argentina), pero me di cuenta que ese no era el objetivo por el cual había venido a este mundo. Así que renuncié a mi trabajo, agarre los pocos ahorros que tenía y me lanze a recorrer Sudamérica por tierra durante un año, antes de volver a casa.

viajero

Todo lo aprendí en la ruta: a cocinar, a desenvolverme solo, a “luchar” contra la gente que quiere aprovecharse de los viajeros, a relacionarme con gente de otras culturas y sobre todo a utilizar el poder de las redes sociales para evitar pagar alojamientos.

En mi regreso a Buenos Aires, en el 2012, intenté re insertarme en la sociedad nuevamente, en el campo laboral que se desempeñaba antes de partir, pero a los pocos meses me di cuenta que no tenía que estar ahí, que me tenía que ir a hacer el viaje de mi vida.

En el 2013 viajé en avión a Alemania, la idea de irme a trabajar 1 año a Dinamarca, pero las cosas no me salieron bien, el dinero se acababa y había que tomar una decisión. Dejar el sueño atrás y volver a casa o lanzarme a la aventura de mi vida, uniendo -con poco dinero y a dedo- Alemania con Singapur. Finalmente atravesé Europa, Ucrania, Rusia, Mongolia y China, para entrar al sudeste asiático por Laos, Tailandia, Malasia y finalmente Singapur.

viajero

Esa travesía duró 1 año, del cual trabajé 3 meses en Estonia (un país a orillas del mar báltico) para juntar algo de dinero. Cuando me quedé sin un peso logré conseguir una visa por 1 año a Nueva Zelanda, lo cual me permitió trabajar y ahorrar un buen dinero para futuros planes.

Pasando el año en nueva Zelanda, y después de trabajar duro, nuevamente debía decidir si regresaba a casa con una vuelta al mundo completa y dinero o volvía de la manera en que había llegado, por tierra y a dedo. No me costó mucho la decisión, así que tome un vuelo a Australia, en donde cruce 6.000 kilómetros solo, a dedo y sin carpa.

viajero

De Australia me fui a Indonesia, donde recorrí 3 mil kilómetros entre Bali y la Isla de Java. Ya de vuelta en el continente asiático y con un nuevo año que se avecinaba, volví a cruzar Singapur, Malasia, Tailandia. Finalmente recibí el 2015 en Myanmar, donde no se celebra.

Luego de 15 días recorriendo las rutas birmanas, volví nuevamente a Tailandia para cruzar Cambodia y conocer los templos de Angkor y la hermosa isla de Kho Rong. Atravesé 3 mil kilómetros de Vietnam (desde la frontera más al sur) hasta la frontera con China… en total fue 1 mes en la ruta, recorriendo lugares mágicos de este bello país.

Volví a entrar a China para recorrer 6 mil kilómetros más, cruzando la única ruta que lleva a la provincia más grande del país, Xinjiang Province, totalmente solo y en invierno. Fueron 22 ciudades y 14 mil kilómetros a dedo sin hablar el idioma y utilizando únicamente señas y carteles para poder darme a entender.

viajero

Ya en Kazajstán la idea era llegar hasta España, por eso me tocó cruzar todo el país en invierno hasta Moscú (Rusia) nuevamente. Fue un reto duro ya que no tenía referencia de gente que lo haya cruzado solo y en invierno… tarde 25 días.

Cuando logré llegar a Rusia, decidí aprovechar para recorrer 8 mil kilómetros solo por el sur de Rusia para conocer ciudades como Ufa, Kazan, Chelyabinsk, Chelny y Kurgan. En este país fui asaltado con un arma por un automovilista que finalmente se arrepintió y me devolvió mis cosas debido a que se dio cuenta que yo viajaba con los justo.

Ya en el lado Europeo de Moscú (segunda vez en esta ciudad), seguí mi ruta hasta Letonia, finalmente estaba regresando a Europa. Recorrí Europa durante unos 6 meses hasta llegar a España -logre el objetivo de unir Singapur con España por tierra y solo-.

viajero

Finalmente para volver a casa tomé un vuelo a México y bajé hasta Bogotá a dedo cruzando todo centro América. Durante todo el viaje rara vez pagué un hostal… use couchsurfing, grupos de Facebook y dormí en estaciones de servicio. Así, a dedo y con muy poca plata, logre hacer el viaje de mi vida.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO