10 maneras de ganar dinero cuando estás en quiebra en el medio de un viaje

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Agarras tu cartera para pagar la noche en el hostal y resulta que está vacía. Revuelves todos, revisas todos tus bolsillos y cada lugar posible… y nada de nada. Ni un peso. Ese si que es un momento complicado pero se puede resolver muy fácilmente si te pones a “trabajar” en el camino.

1. Escritor de viajes

The writer

Considerado por muchos como EL trabajo para los viajeros, escribir en línea puede ayudarte a comprar tu próxima pinta cerveza. Solamente tienes que saber escribir e inspirarte para que los lectores queden atrapados y quieran más.

2. Explota tu cámara

Photographer

National Geographic puede ser mucho como para empezar pero puedes utilizar tus fotografías (paisajes, retratos, personas) para ilustrar publicaciones o enviarlas a una empresa de fotografía como Shutterpoint.com y Getty Images.

3. Video periodismo

DSC_0264

Con la llegada de los videos aficionados de Youtube, la demanda de estos subió muchísimo. Conviértete en un cineasta de mochila, crea tu propio blog o simplemente los puedes vender a sitios turísticos.

Si tienes talento (o incluso si no lo tienes) esta es una gran manera de ganar dinero. Sólo asegúrate de que no estés tomando el “lugar” de otra persona y revisa las legalidades de la realización en un área determinada… si no lo revisas y ves un policía venir corre muy rápido.

4. Póker en línea

Poker

Este es el medio perfecto de hacer dinero si te gustan los riesgos. Muchos viajeros han financiado sus viajes gracias a sus ganancias en el póker en línea. Todo en medida, nada en exceso.

5. Trabajo en una granja

working the fields

La recolección de frutas y el trabajo agrícola es una de las opciones favoritas de los hippies, los idealistas y los masoquistas. Aunque es un trabajo duro, es un trabajo pagado con ventajas invaluables, como conocer gente nueva, disfrutar al aire libre y tener una experiencia única.

6. Trabajo en un hostel

Shipibo

Muchos albergues contratan gente para hacer pequeños trabajos a cambio de tarifas más baratas en las habitaciones. Limpiar la habitaciónes puede no ser lo más lindo del mundo pero es una gran oportunidad para hacer dinero rápido, tener una cama gratis y hacer nuevos amigos.

7. Poda algunos árboles

Gardener scissors

Golpea unas cuantas puertas y pregunta si necesitan ayuda para la limpieza, trabajos de jardinería o reparaciones. No es la mejor opción de todas pero es una opción al fin.

8. Revende cosas

Peddler

¿No sabes qué hacer con esa extraña muñeca que compraste en Rumania? Véndelo en tu próximo destino. Puedes dedicarte a vender cosas raras que vayas consiguiendo en el camino, siempre va a haber alguien con ganas de comprar.

9. Algunas artesanías

Peddler II

La venta de algunas de artesanías se pueden utilizar para financiar la compra de tu próximo ticket, una noche en un hostel o alguna comida. Obviamente te va a ir mejor si lo que haces es original y llama la atención.

10. Reciclar

Sin título

Sí, salvar el medio ambiente da dinero. En la mayoría de las ciudades europeas, se puede obtener dinero a cambio de botellas de plástico, latas y algunas cosas más. En muchos supermercados locales te dan efectivo a cambio de que lleves las cosas para reciclar.

Estar en el camino con muy poco dinero en efectivo (o nada) puede ser desalentador al principio, pero el reto es utilizar tu imaginación para poder conseguirlo en el camino. Y disfrutar de la aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
everest

Científicos encontraron una sorprendente cantidad de microplásticos en el Everest

La subida al Monte Everest puede parecer un lugar poco probable para encontrar depósitos de microplásticos, pero los científicos han hecho precisamente eso.

Las muestras recolectadas de la montaña más alta del mundo tienen muchos microplásticos presentes y la causa es inesperada.

Los microplásticos se encontraron más alto que nunca en la Tierra cuando se recolectaron muestras del Balcón del Monte Everest, que se encuentra a 8.440 metros sobre el nivel del mar. Fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno se encontraron en la montaña, así como en las áreas circundantes, y parece deberse a la ropa de montañismo de alto rendimiento que utiliza los materiales.

Algunos creen que elementos más grandes podrían haber desprendido estos materiales durante el ascenso, mientras que otros piensan que los fuertes vientos pueden haber llevado el material desde niveles más bajos. De cualquier manera, cuando se recolectaron las 19 muestras de grandes alturas en abril y mayo, como parte de National Geographic y Rolex’s Perpetual Planet Everest Expedition, los microplásticos estaban presentes.

La concentración más alta se encontró en el Campo Base, con 79 fibras microplásticas por litro de nieve en las muestras. Esto preocupa a los investigadores, ya que los microplásticos dañan los ecosistemas.

Las muestras fueron estudiadas por la Universidad de Plymouth, y en un comunicado de prensa, el profesor Richard Thompson, quien es jefe de investigación de basura marina, contextualizó la información:

Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad. Sin embargo, son esas cualidades las que, en gran parte, están creando la crisis ambiental global que estamos viendo hoy.

Ahora existe un reconocimiento mundial de la necesidad de tomar medidas, y el propio Nepal impone regulaciones sobre las expediciones de escalada para tratar de frenar los problemas ambientales creados por los desechos.

Este estudio y nuestra investigación continua solo enfatizan la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino.

Está claro que se deben realizar cambios en la forma en que usamos los materiales, ya que los microplásticos comienzan a impactar en nuestras montañas más grandes, que son difíciles de alcanzar. Sin embargo, aún está por verse si las empresas y los gobiernos comenzarán a realizar cambios sustanciales.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO