fbpx

16 comidas argentinas que NO son asado

9 min


No hace falta aclarar que la comida argentina está directamente asociada al Asado, y está bien que así sea, pero no es que nos pasamos día y noche todos los días de la semana comiendo asado. No. También hay que desayunar, merendar, comer verduras y pastas y otras cosas que… no, no puedes hacerlas a la parrilla con leña. Así que acá van 16 comidas argentinas que NO son asado. Bon apetite.

1. Milanesas con papas fritas

Algunos aseguran que los argentinos tienen el hígado a prueba de balas. Será de tanto comer milanesas con papas fritas, el dúo más exitoso del sur del continente. Sencillo pero efectivo: es un filete de carne rebozado con huevo y pan rallado que, por algún motivo que la ciencia no ha logrado determinar aún, combina fabulosamente bien con unas papas bien crocantes. Además es, por lejos, el plato favorito de los niños argentinos.

INGREDIENTES:

500g de carne que puede ser bola de lomo, o cuadrada cortada para milanesas
4 a 5 huevos batidos
1 pizca de Perejil picado
2 dientes de Ajo picados
Harina
Pan rallado
Sal
3 papas medianas peladas
Aceite

Preparación:

1. Cortar las papas en bastoncitos y sumergir en un recipiente con Agua hasta el momento de cocción.
2. Golpear la carne con una masa par ablandar y salar a gusto.                                           3. Preparar tres recipientes uno con harina, otro con los huevos batidos, sal, ajo, perejil y en el tercero pan rallado. Pasar de a una las milanesas primero por la harina luego por el los huevos y por último por el pan rallado aplastando bien con las palmas de las manos para que se pegue el pan rallado.
4. Poner dos recipientes con aceite al fuego. En uno freír las milanesas (de los dos lados) y en el otro las papas, previo sacarlas del agua y secarlas en un repasador para luego cocinar en el aceite bien caliente.
5. Secar sobre papel absorbente.

2. Empanadas

Por definición, una empanada es:  “fina masa de pan u hojaldre, rellena de cualquier alimento salado o dulce”. Claramente quien escribió esto jamás probó una empanada argentina, en todas sus versiones: la salteña, santiagueña, tucumana. A los gustos más comunes (carne, jamón y queso y humita) se les pueden sumar pasas de uva, papa y aceitunas.

INGREDIENTES:

– 18 tapas de empanadas para horno, tipo criollo.
– O, si se quiere amasar la masa 750 gr. de harina común, una taza de grasa vacuna, sal gruesa, agua hirviendo.
– Un kilo y medio de carne de un corte pulposo: cuadrada, cuadril, bola de lomo.
– 2 cebollas.
– 3 dientes de ajo
– 1 puñadito de cebollas de verdeo.
– 4 o 5 huevos duros.
– Aceitunas, una taza y media.
– Sal y pimienta
– Especias: ají molido, pimentón, comino.
– Aceite de oliva, dos o tres cucharadas.
– Una yema de huevo.

Preparación de empanadas

Claramente quien escribió esto jamás probó una empanada argentina Click to Tweet

3.  Locro

[Sólo para comer en invierno] Su origen es del noroeste argentino, y consta de un guiso espeso a base de maíz y zapallo, que lleva carne, papas, porotos, legumbres y chorizo colorado (también están invitadas la tripa gorda y el mondongo), entre otros ingredientes.

INGREDIENTES:

½ kilo de maiz blanco
1 kilo de carne de falda
3 chorizos
100 gramos de panceta ahumada en un trozo
2 patas de chancho
200 gramos de cuerito de chancho u oreja
200 gramos de mondongo
1 kilo de zapallo maduro
1 cebolla
Sal y pimienta a gusto
1 cucharadita de comino molido
Para la salsa: ½ taza de aceite 3 cebolla de verdeo
2 cucharadas de pimentón dulce 1 cucharada de
pimentón picante 3 cucharadas de vinagres.

PREPARACIÓN:

Lleva su tiempo pero tiene su recompensa: Remojar el maiz toda la noche, luego ponerlo a hervir en una olla grande con unos tres litros de agua, con las carnes de cerdo cortadas en tiras.
Después de 1 hora agregar las demas carnes cortadas, dejar hervir suavemente y si es necesario espumar. Incorporar la cebolla, el zapallo cortado y los condimentos. Dejar hervir lentamente, revolviendo. Cuando el zapallo se vaya poniendo blandito, aplastar una parte contra el borde de la olla, con la cuchara de madera, para espesar. Tiene que quedar liquido pero espeso. Aparte, rehogar en el aceite las cebollas de verdeo con los pimentones; cuando empiecen a ponerse transparentes agregar el vinagre. Servir en cazuelas con una cucharadas de la salsa de cebolla en el medio.

4. Humita

Es un alimento de origen andino. Se prepara de dos maneras: en olla y en chala. La primera versión es un guiso cremoso que se logra rallando los granos del choclo, al que se le agrega cebolla, leche, sal y comino. La segunda se obtiene envolviendo esa misma crema, pero sin cocinar, en hojas de chala previamente cortadas. Luego se cierra el envoltorio, se lo alta con una cinta delgada y se hierve. Se pueden agregar al relleno trozos de queso de cabra (como por ejemplo en Salta) y también pedazos de carne y pasas de uvas.

Ingredientes:

* Choclos : 18
* 1½ docena de choclos
* 1 cebolla
* 2 tomates
* 1 ají
* 1 cucharada manteca
* 2 cucharadas aceite
* sal, pimienta, azúcar a gusto

Preparación de Humita

5. Berenjenas en escabeche

No es tan sencillo encontrar esto en un restaurant: Las berenjenas en escabeche son un plato de elaboración casera y llevan un proceso considerablemente largo de elaboración. Es necesario al menos 1 kg de berenjenas, que deben cortarse en rodajas de, como mínimo, 1 cm de ancho. Posteriormente, se deben hervir durante unos minutos y, después, guardarlas en un frasco de cristal con abundante aceite acompañadas de ajos bien picados, perejil y orégano y volver a hervirlas durante una media hora. Finalmente, deben conservarse en un lugar oscuro y seco al menos durante 10 días. Lo normal es tomar este plato a modo de entrante junto a una copa de vino y queso, o utilizarlas para acompañar carnes y milanesas!

6. Chimichurri

El favorito de muchas personas que conocen Argentina! La salsa denominada chimichurri posee una consistencia líquida que incluye una gran variedad de ingredientes para potenciar su sabor, entre los que no pueden faltar el perejil, el ajo, el vinagre, el orégano, el ají molido, el aceite de oliva y la sal. Aunque es ampliamente consumida en Argentina, también se toma en Paraguay y Uruguay. Es el mejor amigo del asado, el choripán y las ensaladas, así como para marinar pescados. Se debe conservar en el frigorífico dentro de en un recipiente hermético. Su preparación es sencilla

7. Chinchulines

Quien ya probó el asado y se anima a una delicia bien argentina: el chinchulin es la elección correcta. El término chinchulines procede del inglés medieval antiguo y se utiliza para hacer referencia a las tripas o el intestino delgado o grueso del ganado vacuno. El secreto es que los chinchulines queden crujientes y bien tostados. Suelen cocinarse junto con el asado argentino y se toman como acompañamiento. Los chinchulines que se cocinan con el intestino delgado se presentan habitualmente en forma de trenza, mientras que si se emplea el intestino grueso (llamado en Argentina ocote o tripa gorda), éste se cocina de manera similar, pero se rellena de los mismos ingredientes que el chorizo.

8. Fainá

Así como el chimichurri es el mejor amigo del asado, la Fainá es la mejor amiga de la pizza argentina. Su palabra es una adaptación del término farinata, procedente del dialecto genovés y cuyo significado eshecho con harina. El fainá es otro plato que se ha instalado en de la gastronomía de Argentina y que llevaron al país los inmigrantes italianos entre los siglos XIX-XX. El fainá se consume como acompañamiento de la pizza y, de hecho, se coloca encima de cada porción de pizz.

9. Polenta

A los niños suele gustarle la polenta… éste es un plato original de la región norte de Italia, pero que, a día de hoy, se consume en la mayor parte de Europa (Austria, Bosnia, Portugal, Eslovenia, sur de Francia…) y en América Latina, especialmente en Argentina, donde se toma sobre todo en los meses más fríos del año. El modo más común de preparación es acompañada de tuco (salsa hecha a base de tomate, cebolla y carne vacuna) y queso rallado (normalmente, parmesano). La poleta argentina suele tener una consistencia bastante espesa, hasta el punto de que en ocasiones es necesario cortarla con un cordel muy fino denominado piolín.

10. Sorrentinos

La pasta junto con el asado, son los platos de los domingos (en familia). Los sorrentinos son otro de los platos que son herencia de la influencia italiana dentro de la cocina argentina. Se trata de un tipo de pasta rellena similar a los ravioli italianos que incluye habitualmente jamón, queso y ricota, aunque estos ingredientes pueden variar según la región donde se preparen. Así, también los hay de espinacas, salmón, queso brie, queso mozzarella, jamón crudo, langostinos, zapallos, cebollas, salsa de tomate…

11. Provoleta

La provoleta es, en realidad, el nombre de una marca comercial de queso que hace referencia al queso provolone hilado argentino. Se caracteriza porque es un queso que se creó para asarse a la plancha o a la parrilla, de manera que queda espeso y con aspecto dorado. Se suele tomar como acompañante de carnes, embutidos y picadas. Una vez fundido, se le espolvorea un poco de orégano y se le añade aceite de oliva por encima. También es común tomarlo con pan.

12.Vitel toné

Extrañamente, esta comida sólo se come en Navidad y año nuevo. Se puede conseguir en algún restaurant o casa de comida, aunque no es muy común. ES UNA DELICIA.

El vitel toné es un plato original de Italia, concretamente de la región de Piamonte, donde se conoce como vitel tonné en dialecto piamontés o como vitello tonnato en italiano. Al igual que otros platos ya mencionados, se ha hecho muy popular en Argentina, así como en Uruguay. Se trata de filetes de carne vacuna que se acompañan de una salsa cuyos ingredientes son el atún, el huevo duro, laanchoa y la crema de leche. También pueden incluirse alcaparras. Su preparación es relativamente sencilla

13. Zapallitos rellenos

Comida de la abuela, si las hay….

El zapallo es una hortaliza que pertenece a la familia de la calabaza, el calabacín y similares. Concretamente, el zapallo (de la lengua quechua: sapallu) es la variante más popular en América, donde también se conoce como auyama. Los zapallos, cuando aún están por madurar y su cáscara es blanda, reciben el nombre de zapallito. El plato de zapallitos rellenos es fácil de preparar y consiste en rellenarlos de huevo, jamón cocido, migas de pan, queso rallado, cebolla, manteca y aceite de oliva. Se cocinan al horno.

14. Flan con dulce de leche

A la hora de los postres, el flan con dulce de leche es el broche de oro de cualquier cena. Se prepara con huevos enteros, leche y azúcar. Aunque dicen que es un invento romano y que el propio César lo degustaba antes de dirigirse al Senado, el flan es argentino por adopción. Pedirlo con dulce de leche resulta una obligación y sumarle crema batida es, casi casi, una perversión.

Ingredientes

* 1 litro de leche
* ½ kg de dulce de leche
* 4 huevos
* 2 yemas
* 200 g de azúcar para acaramelar

Preparación

1. Ponemos en una cacerola la leche y el dulce de leche, llevamos al fuego hasta que el dulce se haya disuelto. Retiramos y dejamos enfriar.
2. En un recipiente colocamos los huevos y las yemas, agregamos la mezcla de leche y licuamos o procesamos.
3. Colocamos en una budinera acaramelada, cocinamos al horno a baño de María hasta que este firme.
4. Retiramos y dejamos enfriar para luego llevarlo a heladera para continuar con el enfriamiento. Una vez frío podemos desmoldar.

15. Facturas

Hay gente que pide facturas de postre. No amigos, aunque puedes comerlas cuando quieras, las facturas en Argentina son toda una tradición y símbolo de la hospitalidad de sus habitantes, ya que es habitual que, si se recibe visita en casa, ésta venga acompañada de un plato de facturas. Las facturas consisten en una amplia gama de bollería que se toma para acompañar al mate cocido, el café con leche o el mate. Pueden ir rellenas de dulce de leche, dulce de batata, dulce de membrillo o crema pastelera. Las facturas más conocidas son las medialunas, de las que hablamos más abajo, las tortas negras, las berlinesas o bolas de fraile, las palmeritas y los cañoncitos de dulce de leche, entre otros.

16. Pastafrola

Otro clásico de la abuela: La pastafrola, pasta frola, pasta flora o pastaflora, en italiano pasta frolla. Es una tarta artesanal muy popular en Argentina, así como en Paraguay y Uruguay. Su origen es italiano, motivo por el cual es muy similar a la crostata. La diferencia fundamental entre la pastafrola y la crostata es que la primera se rellena de dulce de membrillo y, la segunda, de mermelada, que puede ser de fresa, frutos secos, melocotón, albaricoque… Existen variantes argentinas en las que el dulce de membrillo se sustituye por el famoso dulce de leche o también por dulce de guayaba o de batata. Una de las principales características del aspecto de esta tarta es que la capa superior se adorna con tiras hechas con la misma masa con la que se elabora la base. Se cocina al horno y es un dulce típico para acompañar una infusión de mate a cualquier hora del día.

[irp]


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Santiago Cravero Igarza
Director Creativo y de Contenidos en Intriper.com.

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines