5 estadios de fútbol que destilan la historia del balompié latinoamericano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El fútbol, más allá de ser un deporte entretenido y de alto voltaje, se ha convertido con el paso de los años en un símbolo cultural de muchísimos países de Latinoamérica, ya que los partidos se viven con una desenfrenada pasión que muy pocas cosas logran desatar.

Por más que en términos de modernidad los mejores estadios se encuentren en Europa y en los Estados Unidos, Latinoamérica cuenta con escenarios que gozan de altísima relevancia histórica para todos los amantes del balompié, habiendo alojado eventos realmente emocionantes que se han quedado en la retina de los aficionados.

Desde el famosísimo «Maracanazo», pasando por los goles de Kempes, la mano de Dios y el mejor gol de toda la historia de los mundiales, no hay duda que la huella que ha dejado el fútbol latinoamericano para dicho deporte ha sido muy significativa y especial. Por ello, en este artículo te dejaremos un breve recuento de 5 estadios que destilan historia y han sido hogar de los acontecimientos más importantes de este deporte.

1. Maracaná

El Estádio do Maracanã, reconocido también como el Estadio Jornalista Mario Filho, fue inaugurado en Junio del año 1950, siendo el estadio más grande de Brasil hasta la actualidad, además de ser el estadio más grande del mundo por varias décadas.

En el mundial de Brasil en 1950, Maracaná alojó el partido definitorio por el campeonato entre las selecciones de Brasil y Uruguay, encuentro en el que los locales ni siquiera estaban obligados a ganar para que el trofeo se quedara en casa. Sorpresivamente, el combinado celeste logró imponerse a la ‘canarinha’, que ese día vistió de azul, por un marcador de 2-1, forjando la victoria más importante del fútbol charrúa, cuando prácticamente nadie iba a hacer una apuesta en fútbol a su favor esperando que ganasen.

2. Estadio Azteca

El estadio Azteca fue una de las sedes de la recordadísima Copa Mundial de México 86’, competición en la que Diego Armando Maradona se consagró como uno de los mejores jugadores de la historia de este deporte.

Partido a partido, las exhibiciones de Maradona maravillaban a propios y extraños, aunque no fue sino hasta el encuentro contra Inglaterra por cuartos de final que explotaría el nivel del 10 argentino.

En dicho partido, que tenía altísimos tintes políticos por la tensa situación entre ambos países por el conflicto de Las Malvinas, Maradona marcó el primer gol usando su mano izquierda, sin ser sancionado por el árbitro, transformándose este gol en la mítica mano de Dios. Cuatro minutos después, Maradona haría la mejor jugada de su carrera eludiendo a más de 5 rivales ingleses, incluyendo al arquero, para definir el partido y dejar para la posteridad una obra de arte que aún no ha sido superada por nadie.

3. Estadio Centenario de Montevideo

El estadio Centenario funge actualmente como la casa de la selección uruguaya en cada proceso eliminatorio para una Copa Mundial, pero es un escenario realmente importante para el fútbol en general.

En el año 1930 se disputó la primera Copa del Mundo, teniendo como sede principal a este mítico estadio. Con más de 68.000 espectadores en cancha, la selección uruguaya derrotó 4-2 al equipo argentino para consagrarse campeón del primer mundial de la historia y colgarse la primera de sus dos estrellas en su camiseta.

4.  Estadio Antonio Vespucio Liberti.

El también conocido estadio Monumental de Núñez, casa de River Plate, alojó la espectacular final entre Argentina y Holanda de la Copa Mundial de Fútbol Argentina 1978. Dicho partido lo ganaría la albiceleste por un marcador de 3-1, con una notable actuación de Mario Alberto Kempes que lo llevó a convertirse en una de las glorias del fútbol argentino.

5. Estadio Nacional de Santiago

Para finalizar, no podemos dejar de poner en esta lista al Estadio Nacional de Santiago, escenario de una de las mejores exhibiciones del espectacular futbolista brasileño Garrincha, que tras la ausencia de Pelé se vistió de héroe.

Con la victoria frente a Checoslovaquia por 3-1, la selección brasileña lograba conseguir el bicampeonato, única selección del mundo que ha logrado consagrarse de forma consecutiva en la historia de los mundiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO