5 motivos por los cuáles viajar no es para nada bueno

3 min


Cada día me pregunto más y más si viajar es algo bueno o no tanto como dicen. Quizás sea puro marketing. En mi último viaje, un poco lejos de casa y sólo, allá por el sudeste asiatico, llegué a cinco conclusiones, cinco motivos por los cuáles termine de entender que viajar no es para nada bueno.

Nota: las fotos son de otros viajes anteriores

1. Viajar es demasiado caro

Gasté casi todo lo que había ahorrado trabajando en algunos meses. Pero entendí algo más que importante. Viajar es lo único en lo que se puede gastar y que a la vez, te hace rico.

¿Cómo? Sí. No es una inversión financiera, ni ningún truco raro. Viajar nos hace ricos, como personas. Nos completa. Nos hace mejores humanos. Vas a vivir experiencias que ni siquiera se te hubiesen ocurrido.

Gastá todo. Hasta el último centavo. Siempre hay una forma de volver. Te puedo asegurar que no hay peso mejor gastado del que se usa en un viaje.

16

2. Vas a estar solo

Era la primera vez que viajaba sólo. Después de estar un tiempo con amigos, ellos volvieron y yo me quede por ahí. Pero ni se te ocurra pensar que vas a estar solo. Hasta quizás te pase que no estés solo ni un momento en toda tu aventura.

Siempre hay más personas en la misma sintonía que vos, dispuestos a hacerse compañía. Porque ese es el espíritu de todos los que viajamos. Hay momentos en que todo se hace más fácil por el simple hecho de tener alguien al lado.

No sé, te diría que tengas cuidado. De cada viaje vas a volver con nuevos amigos. Y lo peor es que puedan vivir en otro país distinto al tuyo. Vas a volver al punto 1. para poder visitarlos.

DSC_0085

3. Te vas a perder

Por más que tengas la mejor aplicación de mapas, de ubicación o de referencias, no va a faltar oportunidad para que te pierdas.

Pero no te preocupes. Conocer un lugar, perdido por sus calles, hablando con la gente es una de las mejores formas de vivir un viaje de verdad.

¿Lo peor de todo? Perderse en un viaje es una de las mejores formas de encontrarse a si mismo.

DSC_1032

4. No vas a entender otros idiomas

Me tocó estar en pueblitos en la montaña (por solo mencionar uno de los tantos) en el que casi nadie hablaba inglés, mucho menos español. Al principio fue raro, hasta un poquito desesperante.

Sin embargo hay idiomas universales, con los que la gente (sin importar de donde sean) se entiende. Una sonrisa para decir buen día o agradecer un plato de comida es más que suficiente.

Obviamente también podés usar un traductor, pero ir derribando estas barreras hacen que uno pierda la timidez y se anime a ir conociendo nuevos rincones del mundo.

DSC_0894

5. Vas a perder tu trabajo actual

Te lo habrás imaginado ya cuando leías en el punto 1. Tuve (o quise) renunciar, y más de una vez a los trabajos que tenía.

Pero es muy cierto que la vida es eso que comienza donde termina tu zona de confort. No podemos vivir sin al menos plantearnos si hacemos lo que tenemos ganas.

Cuanto antes lo hagamos más tiempo tendremos para disfrutar de aquello que nos haga feliz.

DSC_0176


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Ger Centurión

"Cuando alguien busca, fácilmente puede ocurrir que su ojo sólo se fije en lo que busca; pero como no lo halla, tampoco deja entrar en su ser otra cosa, ya que únicamente piensa en lo que busca, tiene un fin y está obsesionado con esa meta. Buscar significa tener un objetivo. Encontrar, sin embargo, significa estar libre, abierto, no necesitar ningún fin." Siddartha. Herman Hesse.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines