6 cosas básicas de estilos arquitectónicos que debes saber antes de salir de viaje

Autor: Alex Berger
Todos quedamos deslumbrados al ver por primera vez alguna de las grandes obras de la arquitectura, desde el Coliseo Romano hasta el Empire State Building, pero vamos a apreciarlas mucho más si nos interiorizamos en la historia de la arquitectura.
El comienzo  se remonta a la prehistoria, cuando la función las construcciones era  solo de refugio o abrigo. Más adelante se fueron desarrollando monumentos y edificaciones religiosas, por ejemplo, por parte de los egipcios, minoicos y sumerios. A través de los años, las técnicas y estilos de la arquitectura y organización urbanística fueron evolucionando en las siguientes etapas:

Clásico

acropolis07

En ese período, los protagonistas fueron los griegos y los romanos. El gran avance que se transmitió a la arquitectura fue que se le empezó a dar mucha importancia a las ciudades, las comodidades cotidianas de sus habitantes y el poder político. Además, tiene mucha influencia de la mitología, durante esos años se construyeron varios templos en la cima de colinas.

COLOSSEUM & SNOW

Podemos encontrar construcciones características como el Coliseo Romano (Italia), la Acrópolis de Atenas (Grecia) y los Acueductos de Segovia (España), entre otros, a lo largo de toda Europa.

Bizantino

Santa Sofía

Se le llama así al estilo arquitectónico  que se desarrolló durante el Imperio Romano de Oriente, cuya capital fue Constantinopla (actualmente Estambul). Recibió influencias romanas así como de Oriente Medio, lo que da características distintivas como, por ejemplo: elevadas cúpulas abovedadas (especialmente en iglesias bizantinas ortodoxas), el uso de ladrillo en lugar de piedra y, sobre todo, los hermosos y coloridos mosaicos usados para decorar paredes y techos, en lugar de pinturas y esculturas.

Basilica di San Marco

Las obras más importantes son iglesias ubicadas en Estambul como la de Santa Sofía y Santa Irene. También podemos encontrar construcciones bizantinas en Europa como, por ejemplo, la iglesia de San Marcos en Vencia (Italia).

Románico y gótico

Basílica de San Isidoro de León

Estos estilos, entre otros, tuvieron lugar en la Edad Media. En ese momento histórico había aumentado la población en las ciudades y la Iglesia Católica comenzó a tener mucho poder político y económico, por ese motivo, las principales construcciones fueron imponentes iglesias y monasterios. Como buscaban que fueran imponentes y perdurables, se construían mayormente en piedra y de gran altura.

393 Sevilla. Catedral.

El estilo gótico trajo trajo algunas innovaciones: ligereza en las estructuras, mayor iluminación natural en el interior, diferentes arcos y bóvedas y decoración en el exterior con motivos animales, vegetales y gárgolas.
Este estilo se puede apreciar, por ejemplo, en el Barrio Gótico de Barcelona (España) y en la Catedral de Sevilla (España).

Renacimiento

Luvre

Fue una época de revisión y todo lo clásico volvió a estar de moda, incluso en la arquitectura. Se volvieron a buscar la simetría y proporciones de las estructuras de la Grecia Clásica pero con un agregado de nuevas técnicas e interpretaciones. Algunos ejemplos son: el Museo del Louvre en París (Francia) y la Basílica de San Pedro (Italia).

Un estilo que surgió durante esta etapa fue el Barroco, con una decoración excesiva y recargada. Se buscaba la ostentación, por eso todos los espacios estaban cubiertos por esculturas, frescos, cortinas y columnas, todo eso usando distintos colores y materiales. El Palacio de Versalles (Francia) y la Fontana di Trevi en Roma (Italia) son algunas de las famosas construcciones barrocas.

Washington DC, Capitolio.

Como reacción contraria a ese estilo, surgió paralelamente el Neoclasicismo. Esta corriente recuperaba el estilo tradicional clásico y despojaba a la decoración de los excesos. Con los avances tecnológicos podían reinventar los diseños clásicos buscando un espacio sintético y racional. Un perfecto ejemplo es el Capitolio de Washington (Estados Unidos).

Modernismo  (Art Nouveau)

Park Guell

Durante esta etapa se trató de prioriza el trabajo artesanal y la belleza por sobre lo estructurado e industrializado. Para lograrlo, se combinaron distintas ramas del arte como la pintura, el tallado y la herrería con fines estructurales y decorativos. Se rechazaron los esquemas simétricos y las líneas rectas, en su lugar se usaron curvas y motivos de la naturaleza.

Casa Milà

Este movimiento influyó también en el diseño gráfico e industrial así como en la moda, pintura y escultura. Actualmente se pueden apreciar, además de edificios, el diseño de las entradas del metro de París (Francia) y  faroles creadas por Antoni Gaudí en las calles de Barcelona (España).

Art Deco

Chrysler Building 3

La influencia de este estilo se extendió, en algunos países, hasta 1950. A diferencia del Art Nouveau, en este estilo predominan las construcciones fuertes e imponentes y las líneas duras. Es puramente industrial y funcional, elimina los agregados decorativos y artesanales al igual que los motivos de la naturaleza. Los materiales principales son el cemento y el metal.

Ladies

Este estilo también influyó en otras ramas del arte, hasta en la tipografía de las señales y carteles, usando letras imprenta con líneas rectas, de manera opuesta al Art Nouveau.

Comentarios