Amar Bharati no ha bajado el brazo en más de 45 años (y no piensa hacerlo)

61c1f008e7f19
Redactor
3.8/5 - (14 votos)

Bharati decidió convertirse en sadhu y como penitencia por la paz mundial decidió levantar el brazo para jamás volverlo a bajar.

Un hombre originario de India llamado Amar Bharati decidió convertirse en sadhu en 1973 luego de no sentirse satisfecho con la vida que llevaba al trabajar en un banco.

De acuerdo con la religión hindú, un sadhu es aquel que monje que sigue el camino de la austeridad y penitencia para alcanzar la iluminación. En el caso de Amar, eligió hacer una sorprendente hazaña como parte de su penitencia por la paz mundial en honor al Dios Shiva, la cual consistió en levantar el brazo derecho para jamás volverlo a bajar.

El hombre no ha bajado el brazo en más de 45 años y al parecer no piensa hacerlo jamás, pues ahora piensa dedicar toda su vida a sus creencias religiosas para alcanzar la felicidad y la iluminación.

Bharati ha contado a algunos medios locales que al inicio le costó mucho trabajo mantener el brazo levantado, pero luego de dos años se acostumbró y su brazo perdió cualquier sensación, pues se atrofió. De hecho, por esta razón le costaría mucho intentar cambiar de posición o hacer cualquier tipo de movimiento, pero no piensa hacerlo, pues su promesa es firme. Además, en caso de cambiar de opinión, tendrían que romperle el brazo y operarlo.

image sadhu indio lleva 45 anos brazo levantado 2560925

Qué significa ser Sadhú

Una de las razones que hacen de la India y Nepal lugares diferentes e increíbles es la devoción y el fervor religioso. En la India y Nepal estos son en ocasiones llevados a cabo de manera extrema, y puede resultar muy chocante para las personas ajenas a ciertos cultos, pero lo cierto es que, sea cual sea el dios al que recemos, todas las religiones tienen sus propios rituales. Los Sadhus de India son personas que sorprenden mucho a los viajeros.

image 34371368364 f156b560b4 b

Los Sadhus de India (o Santones)

Aunque pueda parecer complicado que los devotos hagan promesas de por vida, existen personas capaces de todo para completar su viaje espiritual.

Un sadhu (Saa-dhu) es un monje o asceta hindú que abandona toda su vida anterior y toma el camino de la penitencia y la austeridad para llegar a la iluminación. Por ello normalmente un sahdu ignora los placeres y dolores humanos y renuncia a las posesiones, pero vive en la sociedad.

Algo característico es que suele llevar el tridente simbólico y se pintan tres rayas de ceniza en su frente que significan las tres impurezas que Shiva quiere destruir (egoísmo, deseo y el maya).

image 34846596110 cdd4e845d4 b

Muchas personas en la India y Nepal, después de crear una familia y llevar una vida normal desde el punto de vista occidental, llegan a un punto en el que deciden abandonar su hogar y convertirse en ascetas (Personas que buscan la purificación de su alma por medio de la negación de los bienes materiales). A pesar de todo ello, siempre según sus creencias, reciben algo mucho más importante.

Los Sadhus de India se suelen ver sobre todo en lugares más sagrados, como pueden ser Varanasi, Pushkar, Haridwar, … También en Nepal es habitual verlos en zonas de un significado religioso especial. Un Sadhu en India que se ha hecho muy famoso es Amar Bharati, un religioso hindú que permanece con su mano derecha alzada desde hace más de 42 años.

La historia de Amar Bharati

Su fidelidad y entrega a su promesa en favor de la paz mundial lo han llevado a convertirse en uno de los sadhus más famosos de la India, pues su penitencia fue bastante dura en comparación a otras que hacen otros monjes como rezar, ayunar y meditar.

Hasta 1970 este hombre indio llevaba una vida corriente, tenía familia y trabajo. Sin embargo un día; y por razones que se desconocen, decidió cambiar de vida dejándolo todo para adorar al dios Shiva.

Sadhu decidió dejar atrás su empleo, a su esposa y a sus tres hijos, así como el abandono de todos sus bienes materiales en honor a su divinidad y comenzó a viajar por la India vestido de Sadhu (monje que sigue el camino de la penitencia y la austeridad para obtener la iluminación).

Durante los tres años siguientes vivió como méndigo, sobreviviendo gracias a la generosidad de los demás. Su única posesión era un tridente de metal, conocido como Trishula (Un instrumento que según el hinduismo, fue utilizado por Shiva para destruir la ignorancia de los hombres). A pesar de sus esfuerzos, Amar seguía sintiendo muy cerca los placeres y las tentaciones de la vida terrenal, por lo que decidió demostrar su devoción y arrepentimiento levantando su brazo hacia el cielo en busca de la paz.

Vestido como un monje y portando el tridente Trishula, que identifica a los seguidores de este dios, comenzó a llevar una vida marcada por la penitencia y la austeridad, renunciando a todos los placeres terrenales para así alcanzar la iluminación.

Sin embargo, pensó que no se liberaba de los placeres terrenales como quería, así que decidió llevar su penitencia un paso más allá, manteniendo su brazo derecho apuntando al cielo. Así que desde 1973, cuentan que ha estado ininterrumpidamente, día tras día, con su brazo en alto.

Los terribles dolores sufridos en un principio dieron paso a una atrofia muscular del miembro que permanece desde entonces en dicha postura.

Pese a las consecuencias físicas que ha traído para Bharati esta singular penitencia, algunos ascetas han seguido su ejemplo y alzan su brazo para pedir la paz o seguir sus propias motivaciones religiosas.

3.8/5 - (14 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre