fbpx

Aprender Inglés: un bonus track a la hora de viajar

6 min


Hasta hoy me acuerdo con qué frustración iba a la academia de inglés a estudiar mientras el resto del mundo tenía las tardes libres. Hoy, sé que cada una de esas horas valieron la pena.

Hay quienes tienen el eterno fortunio de tener un padre o pariente muy cercano que es nativo de un lugar donde se habla otro idioma, y aprenderlo se transforma simplemente en algo cotidiano. Hay algunos afortunados que van a colegios bilingües, otros aprenden de grandes, se mudan al exterior y no tienen opción, otros estudian con apps para el celular, tomando clases online, otros viendo series y películas. Absolutamente todas las maneras son válidas, y valen la pena al 100%.

Creo que aprender cualquier otro idioma además de nuestra lengua materna, es una experiencia enriquecedora, que si la aprovechamos bien nos traspasa todo el cuerpo y se queda para siempre. ¿Por qué? Porque no sólo se trata de aprender la gramática, los tiempos verbales, ni lo básico para mantener una conversación. Aprender un idioma es entender la cultura, los modos de vida y la historia de una civilización. 

Aunque según muchos estudios el chino mandarín será el idioma del futuro, personalmente creo que falta demasiado para que reemplace al idioma viajero por excelencia: el inglés.

La primera vez que entendí el poder de conectarnos con otras personas que tiene un idioma, fue en un Hostel en Buenos Aires. Habíamos viajado con una amiga a sacar la visa para viajar a EEUU, estábamos hablando del viaje que se venía en el patio del lugar, y en un segundo nos vimos rodeadas de personas de todos lados del mundo, compartiendo una cervezas, hablando de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, ¡lo estábamos haciendo en inglés! Fue en ese pequeño instante en el cual me di cuenta lo milagroso que podía ser coincidir en tiempo y espacio: personas que nacimos en latitudes totalmente diferentes, compartiendo como si nos conociéramos de toda la vida.

Saber o no un idioma, ¡Jamás te va a limitar un viaje soñado!

El Inglés no es esencial, ni un requisito sine qua nom para nada, son siempre mentales los límites que nos ponemos. Pero sí es un condimento mágico que puede transformar tu viaje en mucho más maravilloso, es algo que si lo tenés con vos en la mochila, te puede traer algunas ventajas que me encantarían compartir.

Mis 7 razones para aprender un idioma (sobre todo inglés para viajeros)

1. Es una herramienta de vida

Anywhere you go, there is a Chinatown to explore ❤️

Una publicación compartida de María Luján ✩ (@lujindia) el

En un mundo donde la globalización nos envuelve, saber inglés, portugués, francés, italiano, el que sea, es una puerta más de acceso a lo que te imagines. Cualquier segundo idioma es un plus en tu hoja de vida para conseguir nuevas oportunidades, ya sea en tu país de residencia o en el extranjero. Si sos un fanático de las Working Holiday, saber un idioma te da chances de trabajar en puestos de atención al cliente y mejorarlo al máximo. Por otro lado, si en tu plan de carrera está especializarte o hacer un Máster, muchas casas de estudio te piden que tengas rendidos exámenes internacionales estandarizados, que “miden” tu conocimiento y te permiten tener un documento que lo avale. En el caso del inglés, existen el TOEFL (inglés americano), FCE, CAE, CPE, IELTS, (estos son de Inglés británico) entre otros. Ojo que cada uno tiene una validez temporal diferente, chequealo si lo vas a rendir para alguna finalidad en particular.

2. Aprenderlo puede también ser una experiencia

☀️ Respira. #wanderlust #breath #sunset #singapore

Una publicación compartida de María Luján ✩ (@lujindia) el

Hoy está en auge hacer una experiencia internacional para aprender inglés en destinos como Londres, Australia, Nueva Zelanda o EEUU. Empresas como EF ó Kaplan son las más recomendadas a nivel mundial, venden paquetes con todo incluído (cursos, alojamiento, paseos, comidas, etc) y te permiten viajar el tiempo que quieras. Económicamente no es la opción más barata, pero la experiencia de estudiar afuera y tener compañeros de todo el mundo y de todas las edades, puede ser grandioso. También podés aprenderlo escuchando tu música favorita o mirando tus películas, siempre estará primero la fuerza de voluntad.

3. Hacer amistades internacionales y conocer mucha gente

All my friends are wasted.. 🎶 THANKS FOR EVERYTHING SYDNEY ❤️

Una publicación compartida de María Luján ✩ (@lujindia) el

Aunque el intercambio de sonrisas sea el lenguaje universal, te juro que no hay nada más lindo que tener amigos repartidos por todo el mundo. De los viajes, lo que nos queda son siempre los vínculos que hacemos, y si te vas por mucho tiempo, o por poco también, te aseguro que la vida te va a cruzar con personas que no hablan el mismo idioma que vos, y es en ese momento donde quizás te arrepientas de no haberle puesto las pilas antes de viajar. Viajar también es el momento de aprender, usá el traductor, hacé señas, hablá lo que te salga, pero no tengas miedo y háblale al que duerme al lado tuyo en el hostel, quien te dice que hasta podés conocer al amor de tu vida…

4. Te vas a sentir más seguro

🏙✌🏽️ #wanderlust #travel #petronas #KL

Una publicación compartida de María Luján ✩ (@lujindia) el

Hay algunos países como Tailandia donde todo el mundo te habla sobre los timos locales a los turistas; Sobretodo en las ciudades más grandes como Bangkok. Personalmente, no me imagino que hubiera hecho si no me podía comunicar en ciertas situaciones con los locales, teniendo en cuenta que siempre quienes se relacionan con los viajeros hablan inglés. De todos modos, es cuestión de buscarle la vuelta, siempre hay alrededor gente dispuesta a ayudarte. Pero si podés comunicarte vos mismo, te va a ser simplemente más fácil. Un tip: Podés anotarte frases en el idioma local como “Donde está…?” “Gracias”, etc. 

5. Ser guía local

No necesitamos movernos miles de KMs para practicar un idioma. Si vivís en una ciudad más o menos turística, alguna vez en la vida has visto viajeros algo perdidos sin saber a donde ir, pero por ahí el idioma es una barrera que no nos permite ayudar del todo.  Ahora bien, pocas sensaciones son tan gratificantes como ayudar a los extranjeros a moverse en tu ciudad, hay muchos hostels que organizan Pub Crawls con locales, o incluso en la comunidad Couchsurfing se organizan eventos a los cuales podés asistir gratuitamente e interactuar. Hoy el traductor en el celular, y otras apps nos ayudan a comprender algo al instante, pero es único tenerlo en nuestra cabeza.

6. Bienestar y confianza

17 de Abril, 2016 🇦🇺 Sydney, me va a costar una vida superarte💙 #sydney #australia #tbt #travelphotography

Una publicación compartida de María Luján ✩ (@lujindia) el


Está científicamente comprobado que las personas bilingües tienen menor tendencia a tener problemas de memoria, y mayor facilidad para el multitasking. No sólo porque hablar otro idioma te da una satisfacción única y positiva, sino porque aumenta nuestra creatividad, apertura mental, y también nos ayuda a ver las cosas de otra manera.

7. Motivación personal

Welcome to Manhattan – March, 2013 in The Big Apple. #nyc #bigapple #travelphotography #wanderlust

Una publicación compartida de María Luján ✩ (@lujindia) el


La clave para aprender un idioma es mantenerte motivado. No importa la edad, ni el tiempo. Cuando tenemos un “motto” para hacer algo, encontramos razones en vez de excusas. Siempre será más fácil no intentarlo. Yo encontré mis ganas de mantener mi inglés vivo cuando me dí cuenta que viajando todo tenía un toque más especial con él. Después pude aprender portugués viviendo 3 meses con una familia al Nordeste de Brasil, cuando estuve haciendo un voluntariado con AIESEC allá, al principio no podía hilar una conversación porque me perdía en el divertido tono brasilero, y después me dí cuenta que era sólo cuestión de animarme. Ahora estoy aprendiendo italiano online, simplemente porque me parece que suena espectacular, sumado a que Italia aún está en mi lista de lugares para ir.

El momento de empezar es AHORA

Con la cantidad de información disponible en la red, no hay excusas para bajarte una app, tomar unas teleclases del idioma que quieras aprender, al menos las líneas básicas necesarias para viajar.

Intentá, hablá, escuchá, cometé mil errores. Es la única manera de aprender, prueba y error, nadie nació sabiendo. Que la vergüenza no te atormente nunca, aunque por ahí, funcionamos mejor siendo hijos del rigor.

Te vas a divertir cuando puedas sostener tu primera charla en otro idioma, cuando viajando te des cuenta que podés conectarte con el mundo entero, encontrá una misión para hacerlo, ponete metas. Eso sí, nunca dejes de conocer el mundo, por ningún motivo. 

 

 

 

 


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

María Luján

Viajar lo es todo. Amante de la naturaleza y de los animales. Fan del verano.

Argentina. Vegetariana. Abogada. Soñadora 24/7.

Creer en vos mismo es el inicio de todo lo demás.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines