Argentina trabaja en la creación de un nuevo Parque Nacional: conoce en dónde y por qué

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La provincia de La Pampa, situada en el centro de Argentina sobre las amplias llanuras pampeanas, encuentra su 2020 con una concreta pero no simple misión: trabajar en la protección del caldenal pampeano.

En consecuencia, desde el gobierno de La Pampa han dispuesto de una nueva iniciativa a partir de un proyecto tendiente a la conservación conjunta del Bosque de Caldén, del que también participarán el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación y la Administración de Parques Nacionales.

Así Argentina propone la creación de un nuevo Parque Nacional para fortalecer la preservación ambiental del bosque de caldén. Según han indicado medios locales, la creación de un área protegida que preserve el caldenal es el paso previo a la creación de un Parque Nacional de Bosque de Caldén en La Pampa, a partir del cual no sólo se garantizaría la protección y la conservación de una porción representativa de un ecosistema totalmente identificado con la provincia y sus pobladores, sino que agregaría también un elemento de valor trascendente para el desarrollo del turismo provincial, creando además oportunidades para una creciente reactivación productiva a nivel local.

El Caldén comprende una especie del Género Prosopis, exclusiva de República Argentina, de árboles leguminosas con espinas, de regiones templadas secas de Argentina. Originalmente, este ecosistema tan particular se encontraba ocupando una extensa franja de territorio que comprendía a las provincias de Córdoba, San Luis, La Pampa, Buenos Aires, Río Negro y Mendoza.

Una importante proporción de su distribución original ha desaparecido o ha cambiado drásticamente como consecuencia de la sobre explotación y de los incendios descontrolados. La provincia de La Pampa cuenta aproximadamente con el 70 % del Bosque de Caldén existente, motivo por el cual la preservación de su existencia por medio de la creación de un Parque Natural resulta una iniciativa fundamental.

El convenio, que resulta de la alianza entre las entidades gubernamentales a nivel provincial y nacional junto a la administración de Parques Nacionales, establece la necesidad de “colaboración y trabajo conjunto de las partes para lograr una adecuada y eficiente planificación, implementación, custodia, manejo y uso turístico sustentable” del área protegida a crear, e invita a “instituciones y organizaciones privadas, nacionales o extranjeras, relacionadas con la conservación de la naturaleza o interesadas en esta actividad, a participar activamente en el proyecto”.

Descubre el Parque Nacional Queulat: una experiencia en Chile para ir en busca de los hielos eternos

El Parque Nacional Queulat es un parque nacional en Chile, ubicado más precisamente en la Región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo, dividida entre las comunas de Cisnes y Lago Verde. Se trata de un área natural creada en el año 1983, con aproximadamente 154.090 hectáreas.

Debe su nombre al término Queolat, cuyo significado representa ‘sonido de cascadas‘ en chono, una lengua indígena americana extinta que habrían hablado los chonos, pueblos nómadas de los canales del sur de Chile.

Se caracteriza por poseer el denominado “Bosque Siempreverde“, compuesto por ejemplares como el coigüe, tepa y tepú, principalmente, además de enormes nalcas. En cuanto a la fauna, esta se encuentra representada por el pudú, guiñacarpintero negrocaiquéncisne de cuello negrocoipochucao, y martín pescador, entre muchos otros animales. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más sobre lugares increíbles para visitar en tus próximas vacaciones, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Personal del aeropuerto de Roma usa cascos inteligentes para detectar coronavirus

Uno de los aeropuertos más activos de Italia, Roma Fiumicino, es el primero en la región en utilizar cascos inteligentes equipados con cámaras térmicas para detectar síntomas de COVID-19. Estos cascos de realidad aumentada se encuentran conectados a una cámara que puede medir la temperatura corporal desde siete metros de distancia, produciendo un escaneo del calor corporal del pasajero, que luego se transmite al visor en tiempo real. Esto permite al personal ver la exploración de todo el cuerpo y detener a los pasajeros con ebre por encima de cierto nivel, lo que ayuda a reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Cabe señalar que el casco inteligente es una combinación de una cámara térmica y una pantalla de realidad aumentada, de acuerdo con Ivan Bassato, director administrativo de los aeropuertos de Roma, lo que permite a los empleados “cubrir un área amplia dentro del aeropuerto y generar sinergias completas con dispositivos fijos de escaneo térmico”.

De acuerdo con el diario The Independent, los oficiales de seguridad podrían escanear a las personas mientras éstas esperan en el aeropuerto y remover a cualquiera que tenga niveles altos de temperatura. El uso de dicha tecnología también tiene como objetivo hacer que los pasajeros se sientan seguros al regresar a los vuelos una vez que pase la pandemia.

Cuando la persona que usa el casco mira a su alrededor, puede ver una imagen infrarroja de la persona y su temperatura aparece sobre el ojo derecho. Eso les permite explorar el aeropuerto como de costumbre usando su ojo izquierdo. La tecnología portátil le ha dado al aeropuerto una nueva ventaja, pero ya hay 83 posiciones estáticas de termo-escaneo en operación en el aeropuerto, “con mucho, la ubicación más grande en términos de despliegue de este tipo de tecnología”, según Bassato

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO