Así es como se siente saltar desde el Base Jump más alto del mundo en el Everest

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Valery Rozov, una estrella de los deportes extremos, saltó desde la cima del Monte Everest. Convirtiéndose así en la base para saltar más alta del mundo, con 7.220 metros sobre el nivel del mar.

El ascenso comenzó por el lado chino, en la famosa ruta del norte. Le tomó cuatro días poder llegar hasta el punto determinado como el Base Jump. El día de la gran hazaña, saltó a las 14.30 horas en punto, sin importarle las condiciones climáticas ni la temperatura.

Debido a que el acantilado de la parte superior no es muy alto, los momentos iniciales del salto eran la fase más crítica. Rozov necesitaba más tiempo de caída libre que lo normal hasta poder abrir sus alas. Una vez que pudo “volar” lo hizo por un minuto a unos 200 km/h hasta aterrizar en el Glaciar Rongbuk, a unos 5.950 metros sobre el nivel del mar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO