Así es el búnker en el Ártico que alberga 820.000 especies en caso de una pandemia o apocalipsis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En lo alto de una montaña en el corazón del Ártico de una isla noruega, se esconde el futuro de la humanidad: allí se encuentra el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, una despensa destinada a garantizar la supervivencia de las plantas más preciadas del mundo.

Desde su inauguración en 2008 el búnker cuenta con un total de 820.000 variedades de las semillas más importantes para el consumo humano.

Situado a 120 metros de profundidad y a una temperatura inferior a 18 grados centígrados, este búnker fue construido en el caso que el cambio climático destruya los polos, un meteorito caiga sobre la tierra, ocurra cualquiera tragedia o, incluso, suceda una pandemia como la que el mundo ahora atraviesa con el coronavirus.

Un almacén de semillas en el Ártico para preservar la ...

También conocida como la Bóveda del Juicio Final, tiene una gran puerta de acero y un túnel para permitir que los carros lleven semillas. El edificio está formado por tres salas, pero sólo la cámara intermedio contiene las semillas, donde hay casi 1 millón de paquetes de semillas.

La bóveda está construida para resistir el paso del tiempo y a los desastres naturales o a los provocados por el hombre. Fue edificada allí por tratarse de uno de los territorios con menos actividad sísmica del mundo y porque, en caso de una tragedia, el frío permitiría conservar las plantas incluso sin electricidad.

De esta manera, se trata de una fortaleza impenetrable a la actividad volcánica y a la radiación, que cuenta con un enfriamiento adicional para reducir la temperatura a -18 ºC. En caso de un colapso energético, el útero de la montaña congelada protegería las semillas sólo con su temperatura ambiente, que nunca supera los 5 ºC.

La Bóveda del Juicio Final fue construida en el Ártico y cuenta con tres salas.

Claro que el búnker no recibe visitantes. Sin embargo, los turistas suelen llegar hasta la entrada para tomarse una selfie con Perpetual Repercussion, la obra de arte del ingreso que se ha convertido en un ícono global. 

El proyecto recibe anualmente 300.000 dólares procedentes del gobierno de Noruega y del Global Crop Diversity Trust, financiado por fundaciones privadas como la Fundación Bill & Melinda Gates.

Si bien existen otros bancos de semillas en distintos puntos del planeta, ninguno es tan seguro como el de Svalbard, tanto por el modo en el que está construido como por el lugar en el que se encuentra.

búnker
BBC

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

👏🏻👏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Rindió la tesis desde su casa, se sacó un 10 y se convirtió en la primera “graduada virtual”

búnker

Inédito: en plena cuarentena por el coronavirus, una estudiante de Astronomía defendió su tesis de grado desde su casa y se convirtió en la primera “graduada virtual” de la Universidad Nacional de La Plata.

Originalmente, la joven María Camila Rodríguez esperaba presentarse a defender su tesis el día viernes 20 de marzo. Sin embargo, un día antes, el presidente Alberto Fernández anunció el comienzo de la cuarentena en todo el país y la fecha debió posponerse. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO