Así es el búnker en el Ártico que alberga 820.000 especies en caso de una pandemia o apocalipsis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En lo alto de una montaña en el corazón del Ártico de una isla noruega, se esconde el futuro de la humanidad: allí se encuentra el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, una despensa destinada a garantizar la supervivencia de las plantas más preciadas del mundo.

Desde su inauguración en 2008 el búnker cuenta con un total de 820.000 variedades de las semillas más importantes para el consumo humano.

Situado a 120 metros de profundidad y a una temperatura inferior a 18 grados centígrados, este búnker fue construido en el caso que el cambio climático destruya los polos, un meteorito caiga sobre la tierra, ocurra cualquiera tragedia o, incluso, suceda una pandemia como la que el mundo ahora atraviesa con el coronavirus.

Un almacén de semillas en el Ártico para preservar la ...

También conocida como la Bóveda del Juicio Final, tiene una gran puerta de acero y un túnel para permitir que los carros lleven semillas. El edificio está formado por tres salas, pero sólo la cámara intermedio contiene las semillas, donde hay casi 1 millón de paquetes de semillas.

La bóveda está construida para resistir el paso del tiempo y a los desastres naturales o a los provocados por el hombre. Fue edificada allí por tratarse de uno de los territorios con menos actividad sísmica del mundo y porque, en caso de una tragedia, el frío permitiría conservar las plantas incluso sin electricidad.

De esta manera, se trata de una fortaleza impenetrable a la actividad volcánica y a la radiación, que cuenta con un enfriamiento adicional para reducir la temperatura a -18 ºC. En caso de un colapso energético, el útero de la montaña congelada protegería las semillas sólo con su temperatura ambiente, que nunca supera los 5 ºC.

La Bóveda del Juicio Final fue construida en el Ártico y cuenta con tres salas.

Claro que el búnker no recibe visitantes. Sin embargo, los turistas suelen llegar hasta la entrada para tomarse una selfie con Perpetual Repercussion, la obra de arte del ingreso que se ha convertido en un ícono global. 

El proyecto recibe anualmente 300.000 dólares procedentes del gobierno de Noruega y del Global Crop Diversity Trust, financiado por fundaciones privadas como la Fundación Bill & Melinda Gates.

Si bien existen otros bancos de semillas en distintos puntos del planeta, ninguno es tan seguro como el de Svalbard, tanto por el modo en el que está construido como por el lugar en el que se encuentra.

búnker
BBC

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

👏🏻👏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Rindió la tesis desde su casa, se sacó un 10 y se convirtió en la primera “graduada virtual”

búnker

Inédito: en plena cuarentena por el coronavirus, una estudiante de Astronomía defendió su tesis de grado desde su casa y se convirtió en la primera “graduada virtual” de la Universidad Nacional de La Plata.

Originalmente, la joven María Camila Rodríguez esperaba presentarse a defender su tesis el día viernes 20 de marzo. Sin embargo, un día antes, el presidente Alberto Fernández anunció el comienzo de la cuarentena en todo el país y la fecha debió posponerse. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

La selva amazónica sufre el peor comienzo de la temporada de incendios en 10 años

El Amazonas ha sufrido el peor comienzo de la temporada de incendios en una década, con más de 10,000 incendios avistados en los primeros 10 días de agosto.

Los 10.136 incendios detectados en el Amazonas representan un aumento del 17% en los 8.669 incendios registrados en el mismo punto el año pasado, según un análisis de datos de Greenpeace.

Este es el peor comienzo de agosto en la Amazonía desde 2010, cuando se registraron 11.280 en medio de una severa sequía.

El mes pasado también crecieron los incendios un 28% en comparación de julio del año pasado. Ane Alencar, directora de ciencia del Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonía (IPAM), teme que la selva tropical se enfrente a una “temporada de quema catastrófica”.

Christian Poirier, director de programas de Amazon Watch, cree que la pandemia puede estar empeorando la situación, con presupuestos y prevención del delito de rutina tanto en años anteriores.

Dijo: “Los acaparadores de tierras no trabajan desde casa, los madereros ilegales no trabajan desde casa”.

“Están en medio de una pandemia que aún destruye estos bosques, aún invaden territorios indígenas con una impunidad desenfrenada y los pueblos indígenas tienen menos capacidad de respuesta”.

Christian Braga / Greenpeace

Sin embargo, el presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, ha negado el aumento de los incendios, a pesar de la evidencia estadística y visual de lo contrario.

Hablando con otros líderes sudamericanos el martes, dijo que los incendios eran una ‘mentira’ y desafió a los representantes extranjeros a sobrevolar el Amazonas, alegando que no verían una sola llama.

Según Reuters, dijo: “No encontrarán ningún punto de fuego, ni un cuarto de hectárea deforestado”.

“Esta historia de que el Amazonas se está incendiando es una mentira y debemos combatirla con números verdaderos”.

La sugerencia de los nuevos datos de que la temporada de incendios de este año podría ser peor que la del año pasado es profundamente preocupante, dada la devastación que vimos en 2019, que fue tan grave que hubo un aumento en el número de niños en Brasil que recibieron tratamiento por problemas respiratorios causados ​​por el humo.

Los incendios forestales ocurren naturalmente entre julio y octubre, pero se pensaba que muchos de los incendios fueron iniciados por agricultores y leñadores que despejaban la tierra para cultivos o pasto.

Los incendios de 2019 provocaron un alboroto internacional, ya que, como la selva tropical más grande del planeta, la Amazonía juega un papel vital en el almacenamiento de carbono y ayuda a reducir los efectos de las emisiones que aceleran el cambio climático, de ahí su apodo, ‘los pulmones de la Tierra’.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO