Ataque de pánico en un avión: consejos para mantenerse calmo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

A todos nos encanta viajar, al menos los que nos encontramos visitando y leyendo las notas Intriper. Sin embargo, no todos podemos amar hacerlo de la misma manera. Hay muchas personas las cuales tienen miedo de viajar en avión.

Nos pusimos investigar un poco sobre el tema y nos llevamos una triste sorpresa: el 29% de las personas tiene fobia a volar. Es decir, que casi uno de cada tres personas que compran un pasaje de avión, tiene miedo a volar.

View this post on Instagram

Buscando su mejor perfil #ExperienciaAR 📷@jacktheartist

A post shared by Aerolineas Argentinas (@aerolineas_argentinas) on

La aerofobia o miedo a volar es el temor o fobia a volar en aviones. Puede ser una fobia por sí misma, o puede ser una manifestación de una o más fobias, como la claustrofobia (el miedo a los espacios cerrados) o acrofobia (el miedo irracional e irreprimible a las alturas). Puede tener otras causas. Es un síntoma en vez de una enfermedad, y causas distintas pueden dar lugar a la aerofobia.

Este miedo, puede derivar en que, al momento de volar, la persona pueda sufrir un ataque de pánico. Sin embargo, hay ciertos consejos para seguir y poder controlar estos episodios de la mejor manera posible. Lo importante no es llegar como sea a destino, sino poder evitar o controlar estas situaciones para que el vuelo no se convierta en una verdadera tortura.

View this post on Instagram

Listos para el #despegue ✈ #VoláalaNieveArgentina

A post shared by Aerolineas Argentinas (@aerolineas_argentinas) on

A continuación te dejamos algunos consejos para poder superar o estar calmos ante estos ataques de pánico.

1. Busca compañía

Es importante que ni bien empiece la persona a sentirse nerviosa, pueda hacérselo saber a sus compañeros de viaje cuantos antes. Muchas veces, exteriorizar los miedos sirve para calmar los nervios y hacer que la preocupación se reduzca. De esta manera también disminuyen las probabilidades de sufrir un ataque de pánico.

View this post on Instagram

Volar está a tu alcance #ExperienciaAR 📷 @alepetra_

A post shared by Aerolineas Argentinas (@aerolineas_argentinas) on

2. Tener a mano la medicación

Para aquellos que ya han sufrido con anterioridad de ataques de pánico, los medicamentos contra la ansiedad pueden ayudar a una rápida recuperación o incluso evitar un nuevo episodio. Hay medicamentos que tienen un efecto tranquilizador, que ayuda a reducir el miedo a volar.

3. Practicar técnicas de relajación

Para mantener la calma durante los próximos vuelos, es importante haber practicado antes algunas técnicas de relajación. Estos ejercicios, que se pueden practicar de antemano, suelen incluir respiración profunda, relajación muscular progresiva y meditación.

Estas prácticas ayudan a reducir o eliminar la ansiedad y el miedo, haciendo que se pueda tener un vuelo en paz.

4. Evitar el café y el alcohol

Todas las bebidas que tengan alcohol o cafeína suelen aumentar el ritmo cardíaco, por lo que es recomendable evitarlas antes y durante los vuelos. Aquellos que tengan miedo a volar o hayan tenido algún episodio anteriormente, pueden llegar a confundir este aumento de la frecuencia cardiaca con un comienzo de un ataque de pánico.

5. Hablar con la tripulación de cabina

Por lo general, la tripulación de la cabina tiene experiencia y sabe cómo acompañar a las personas que tienen miedo de volar. Hablar con alguien así, puede tranquilizar a la persona y disminuir el miedo. Además también pueden avisarte sobre cómo será el vuelo, si habrá turbulencias, o cuál es la mejor forma de tener un vuelo tranquilo.

6. Encontrar distracciones saludables

Hay muchas cosas que pueden hacerse para ocupar la mente y olvidarse del miedo a volar. Se recomienda llevar libros, juegos y/o música, para mantenerse ocupado y así poder disfrutar del vuelo. También es bueno levantarse y caminar o realizar estiramientos (cuando el vuelo lo permita).

7. Hacer un curso o un simulador para volar sin miedo

Son tantas las personas que sufren de este miedo que hay ONG’s que dan clases para poder desarrollar habilidades, pensamientos y comportamientos para revertir este miedo. Los cursos suelen terminar con un vuelo de bautismo entre toda la clase. También hay aerolíneas que realizan utilizan simuladores de vuelos para que sus pasajeros se animen a volar.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Bruce, el tiburón inspirado en la película 'Jaws', estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine

Bruce, el tiburón inspirado en la película ‘Jaws’, estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine

Bruce es uno de los cuatro tiburones que se hicieron para la película ‘Jaws’, conocida también en español como ‘Tiburón’. Su estructura pesa alrededor de 550 kilogramos y mide 7,6 metros de largo. Si bien la realidad es que este cuarto tiburón no aparece en la película, es el único que quedó de su producción.

Para la realización de la película de Steven Spielberg del año 1975 se construyeron tres tiburones mecánicos y los tres fueron destruidos luego de su filmación. Una vez que el film se convirtió en un éxito en las salas de cine, hicieron un cuarto tiburón que es el que será exhibido en la muestra del Museo de la Academia de Cine de Los Ángeles, California. Por quince años, Bruce estuvo disponible en Universal Studios Hollywood, donde las personas se acercaban a tomarse fotos y luego terminó en un vertedero. Estuvo allí por 25 años, hasta que Nathan Adlan, propietario del negocio de basura, lo donó al museo de Los Ángeles en 2016, según informó la agencia de noticias Associated Press.

Bruce, el tiburón inspirado en la película 'Jaws', estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine
Imagen vía AP

Finalmente, hace nada más y nada menos que 7 días, Bruce fue colgado sobre la escalera mecánica del Museo de la Academia de Cine, o Academy Museum of Motion Pictures. Esto solo fue posible luego de siete meses de trabajo de restauración por parte de Greg Nicotero, artista de efectos especiales y maquillaje que ha trabajo para series como The Walking Dead. Según informó la agencia de noticias, fue él mismo quien se ofreció a restaurarlo luego de ver la película.

Este trabajo no era menor, por supuesto, pero una vez restaurado lo complicado era ingresarlo al museo. Para eso, debieron trasladarlo en una plataforma de más de 21 metros y con la ayuda de ingenieros, obreros y manipuladores de arte lograron ingresarlo al salón, habiéndole sacado primero las aletas a Bruce. “Una de las cosas maravillosos de ser el Museo de la Academia de Cine es que tenemos acceso a miembros de la Academia de todas las áreas de la industria”, declaró Bill Kramer, director del museo.

Bruce, junto a las otras muestras disponibles en el museo, podrá ser disfrutado a partir del 30 de Abril del año próximo, que es cuando la institución abrirá sus puertas según informó el sitio USA Today. “Planeamos tener a Bruce recibiendo a nuestros visitantes tanto tiempo como sea posible”, agregó Kramer.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO