[Australia] Los turistas que ayuden a combatir los incendios podrán permanecer más tiempo en el país

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Después de las fuertes lluvias que apagaron muchos de los incendios forestales que han devastado grandes áreas de Australia desde septiembre, es hora de que la comunidad dañada por el fuego se reconstruya. Y para esto se necesita toda la ayuda que se pueda obtener.

El 17 de febrero de 2020, el Ministro interino de Inmigración, Ciudadanía, Servicios para Migrantes y Asuntos Multiculturales, Alan Tudge, implementó cambios a las reglas de visas de work and holidays para aquellos listos para ayudar con los esfuerzos de recuperación de incendios forestales.

Los titulares de visas de work and travel que ayuden a los australianos afectados por incendios ahora podrán trabajar para el mismo empleador durante 12 meses en vez de los seis.

“Los australianos han sido afectados por los recientes incendios forestales, pero a partir de hoy pueden emplear a mochileros durante seis meses más, ayudándoles en un momento crítico en el esfuerzo de recuperación”, dijo Tunge. Significa que los vacacionistas que trabajan pueden ayudar a reconstruir casas, cercas y granjas, pueden ingresar a las propiedades y ayudar con la demolición, la limpieza del terreno y la reparación de presas, carreteras y ferrocarriles.

Las nuevas reglas también aflojarán los criterios para los mochileros que desean extender su visa y permanecer un año o dos más en Australia. El trabajo remunerado y voluntario, incluido el trabajo de construcción, hacia la recuperación de incendios forestales contará como “trabajo específico”.

La presencia de trabajadores extranjeros en comunidades dañadas por el fuego también ayudará con su recuperación económica. “Cada vacacionista que trabaja extra y que podemos ingresar a estas comunidades es un visitante adicional para ayudar a proteger los empleos locales y mantener vivas las empresas locales”, dijo el parlamentario Simon Birmingham. “Sabemos que las empresas de turismo en las comunidades afectadas por incendios lo están haciendo difícil, y cuantos más dólares de turismo puedan inyectar estos vacacionistas que trabajan en estas economías, más rápido podrán recuperarse”.

Mirá más historias como esta en Intriper

Está lloviendo como hace 20 años no sucedía en la costa de Australia, apagando incendios y trayendo alivio a todos

La mayor parte de la costa oriental de Australia, devastada por los incendios, se vio empapada el viernes por las mayores lluvias en casi 20 años, extinguiendo algunos de los peligrosos incendios y proporcionando un bienvenido alivio a los agricultores que luchan contra una prolongada sequía.

El temporal trajo consigo sus propios riesgos —las autoridades advirtieron de la posibilidad de inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en Nueva Gales del Sur, el estado más poblado de Australia—, pero en general fue recibido con júbilo después de meses de devastadores incendios forestales.

“Hay muchas sonrisas en el lugar”, dijo a los periodistas en Sídney el comisionado del Servicio de Bomberos Rurales de NSW (RFS), Shane Fitzsimmons, que en las últimas semanas ha tenido que emitir numerosas órdenes de evacuación por los incendios.

“La lluvia es buena para los negocios y las granjas, y también es muy buena para apagar algunos de estos incendios con los que hemos estado lidiando por muchos, muchos meses”, añadió Fitzsimmons.

El diluvio tuvo el efecto de reducir el número de incendios activos en Nueva Gales del Sur, apagando un total de 20 en un solo día. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO