Australia pidió la cuarentena a 320.000 personas para contener un rebrote de COVID-19 en Melbourne

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un nuevo rebrote de COVID-19 en Melbourne ha puesto en alerta a Australia y obligado a la implementación casi inmediata de medidas restrictivas que incluyen nuevamente el confinamiento de algunos de sus habitantes.

Esta última medida surge luego de que durante las últimas jornadas se registraran unos 75 casos positivos de coronavirus, la cifra más alta que el país relevó en dos meses.

En efecto, el gobierno de Australia ha decidido en conjunto con las autoridades locales de Melbourne, el cierre de 36 barrios que conforman a la ciudad más grande del país oceánico.

Los mismos permanecerán cerrados durante cuatro semanas, en un intento por evitar el rebrote del coronavirus y el aumento de más casos de contagios. Se estima que al menos 320.000 personas están involucradas en este nuevo periodo de confinamiento. Ante el rebrote de COVID-19 en Melbourne, el premier del estado de Victoria, Daniel Andrews, indicó que dichos residentes estarán obligados a permanecer en sus casas desde las 23.59 del miércoles 1 de julio hasta el 29 de julio.

rebrote de COVID-19 en Melbourne

Los residentes de estos 36 barrios damnificados en Melbourne solo podrán salir si deben ir a trabajar, al médico o a comprar alimentos. Así mismo, el ministro Andrews confirmó que durante las próximas dos semanas quedarán suspendidos los vuelos internacionales a Melbourne para ayudar a frenar la expansión del virus.

Es importante destacar que tal como había reflejado, Australia parecía haber logrado controlar la propagación del coronavirus al reanudar una gran parte de sus actividades económicas.

Hasta el momento ha registrado solo desde principios de año más de 7.760 casos del nuevo coronavirus, que incluyen 104 fallecimientos y de los cuales más de 7.000 se recuperaron.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Adios al Magic Bus 🚌🌲 #intothewild

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Es preocupante. Por lo general, para esta altura de Octubre ya suele haber formada una capa de hielo en el Océano Ártico. Sin embargo, este año y por primera vez desde que consta en registros el agua del mismo no se congeló.

El retraso en el congelamiento del océano está relacionado con las cálidas temperaturas que se prolongaron en el norte de Rusia y con la intrusión de agua proveniente del Atlántico, según informó el sitio de noticias The Guardian. Los científicos por su parte advierten que esto puede generar posibles efectos colaterales en toda la región polar. “La falta de congelamiento tan avanzado el otoño no tiene precedentes en la región del Ártico siberiano“, aseguró Zachary Labe, un investigador de posdoctorado de la Universidad Estatal de Colorado. Y afirmó que esto está relacionado con el impacto del cambio climático y, por su puesto, la contribución de las personas en eso.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Labe explicó que si no se reducen de manera sistemática los gases del efecto invernadero, lo más probable es que seamos testigos del primer verano “libre de hielo” para mediados del siglo XXI. De acuerdo a un estudio publicado en Julio de este año por World Weather Attribution, este año la ola de calor siberiana se volvió al menos unas 600 veces más probable por por las consecuencias que generan las personas en el cambio climático. Además, gran parte del hielo de Ártico está desapareciendo, lo que hace que las capas que quedan por temporadas sean más delgadas. Según Walt Meier, investigador de National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos, en términos de porcentajes, el grosor de la capa de hielo es la mitad de lo que era en 1980.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Según fue informado, la temperatura de los océanos en el área del Mar de Láptev aumentó 5 grados centígrados más que el promedio. Además, este aumento fue seguido por una ola de calor que rompió récords junto al declive de hielo del mar en el último invierno.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO