Black Tomato te propone llevarte lugar remoto y te dejarte allí solo para que hagas todo lo posible por sobrevivir

Black Tomate
Redactora Social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Para los viajeros que buscan aventuras desafiantes, la compañía de viajes de lujo Black Tomato ha lanzado Get Lost, un nuevo servicio que tiene como objetivo que sus clientes vuelvan a las raíces del descubrimiento. Es un poco como Los Juegos del Hambre con el atletismo de Point Break, que se remonta a una época en la que viajar requería conexión con personas y lugares; no puedes salir de esta aventura con Google Translate o Apple Maps. Diseñado para ir más allá de una desintoxicación digital o una experiencia de bienestar, Get Lost es un desafío físico y mental terapéutico, de vuelta a lo básico, con un premio esperando más allá de la línea de meta.

Al comenzar con la sensación de estar realmente perdido, bajo la mirada distante de un equipo de soporte dedicado, los viajeros emprenden una ruta delineada por los expertos en viajes de Black Tomato, probando su acero interior y sus límites antes de llegar al final del viaje. “El panorama de los viajes está lleno de itinerarios básicos y comercializados, y esto es exactamente lo contrario”, dice el cofundador de Black Tomato, Tom Marchant. «Get Lost representa un regreso a las raíces de lo que es viajar con autenticidad, restaurando un importante sentido de autodescubrimiento».

Para planificar un viaje, los viajeros primero deben comprometerse con la experiencia Get Lost, lo que les exige viajar sin conocer su destino. El siguiente paso es una reunión con un experto en viajes de Get Lost para una consulta: ¿Cuáles son sus objetivos, cómo quieren sentirse y por qué quieren perderse? Este proceso comienza al menos seis meses antes de un viaje, lo que permite suficiente tiempo para entrenar para los desafíos físicos y mentales que se avecinan. Si es necesario, Black Tomato organizará sesiones de entrenamiento personalizadas o lecciones de habilidades de supervivencia para preparar a los viajeros para su tiempo en la naturaleza.

Se alienta a los participantes a viajar sin un teléfono inteligente y tendrán la opción de desconocer por completo su destino final o seleccionar un terreno de su elección: polar, jungla, desierto, costa o montaña. El costo de una expedición comienza en 30,000 dólares y termina en los rincones más remotos del mundo: Mongolia, el Ártico Svalbard y la densa jungla de Guyana, por nombrar algunos. Todo lo que queda por hacer es presentarse en el aeropuerto; Black Tomato se encargará del resto.

«La relajación en nuestro mundo conectado no se encuentra en una playa desierta donde es más probable que haya Wi-Fi», dice Marchant. “El lujo de hoy permite a los viajeros desconectarse completamente de la vida en casa, mientras se involucran por completo en el momento. Aquí, el lujo es la experiencia, y la única distracción es un enfoque renovado en dónde estás, qué estás haciendo y adónde debes ir».

Black Tomate
Black Tomato

Durante los viaje de Get Lost, Black Tomato proporciona teléfonos satelitales para emergencias; los viajeros pueden ponerse en contacto con un equipo de guías las 24 horas que brindan una red de seguridad para que los participantes superen sus límites y exploren por su cuenta sin estar realmente solos.

Cuando comienza el viaje, los viajeros abordarán un vuelo comercial a su destino, antes de ser trasladados en jet privado o helicóptero al desierto; Se incluyen los kits y equipos necesarios para la aventura. Desde el momento en que se embarcan, el equipo de guías de Black Tomato hará un seguimiento de los participantes y se asegurará de que se alcancen las metas establecidas. Una vez que un viajero completa con éxito una expedición, será llevado rápidamente a a un lugar de placer para poder relajarse y celebrar su éxito.

«Los viajes de lujo evolucionan constantemente, pero está claro que las personas buscan descansos transformadores que los desafíen mental y físicamente, liberándolos de su rutina diaria», dice Marchant. «Esperamos que esto cambie la forma en que la gente imagina viajar en su tiempo libre».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *