Una compañía de Canadá creó el primer avión del mundo construido con cannabis

Una compañía de Canadá creó el primer avión del mundo construido con cannabis
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una compañía de Canadá creó un avión que fue hecha completamente con cannabis y que utiliza energía que proviene de la misma planta.

La compañía Hempearth creó un aeronave que tiene la capacidad de hacer volar como ninguna otra. Este nuevo invento está hecho completamente con fibras de cannabis compuesto y, según reportan, es 10 veces más fuerte que el acero.

Un Inventor Creó El Primer Avión Del Mundo Construido Con Cannabis

Este avión es la primera en el mundo no solo en estar hecha de cannabis sino también en funcionar con energía generada a partir de ella. Pero además, el diseño va un poco más allá y toda la parte interna de la nave, las paredes, los asientos e incluso los almohadones están hechos con los mismos materiales. Respecto a la capacidad que tiene, puede trasladar hasta cuatro personas más el piloto.

Derek Kesek, CEO de Hempearth, considera que el material de compuestos de cannabis, que en este caso se utilizó para construir el avión, podría llegar a reemplazar toda la fibra de vidrio que se utiliza tanto en la aviación como en muchas industrias. Pero, además del material que la constituye, lo más asombroso es que tiene la capacidad de volar utilizando energía que proviene del aceite de cannabis, haciéndola completamente sustentable.

«Además de ser la planta más saludable del mundo y de las más versátiles sobre la tierra, el cannabis es peso por peso 10 veces más fuerte que el acero«, declaró la compañía en su sitio oficial. «Esto significa que puede soportar mucho más peso«, agregan. También explican que se puede doblar mucho más que el metal y que es genial para la aviación.

Un Inventor Creó El Primer Avión Del Mundo Construido Con Cannabis

Hempearth sostiene que los materiales que tradicionalmente se utilizan para los aviones son mucho más pesados, tóxicos y no sustentables. Todo lo contrario al cannabis. Además, resaltan que su avión, hecha con este material, es mucho más liviana y por lo tanto utiliza menos combustible para poder volar. Y eso no es todo, sino que en comparación con otras aeronaves, la diseñada por la compañía canadiense tiene prácticamente cero impacto ambiental.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *