La alcaldesa de Ámsterdam quiere prohibir a los turistas la entrada a las cafeterías de cannabis a partir de 2022

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Así como a París se la conoce por asociación directa con la Torre Eiffel o a Roma con sus obras arquitectónicas tan históricas como el Coliseo Romano, Ámsterdam es quizás más famosa internacionalmente debido a la identificación con su barrio rojo, cafeterías de cannabis y también por sus pintorescos canales. 

En tiempos previos al COVID-19, las cifras demostraban que aproximadamente más de un millón de turistas llegaban a la ciudad cada mes. Para sorpresa, este número es relativamente mayor que la población local (c. 830.000). Del total de los visitantes turistas, alrededor del 57 por ciento precisó que una visita a una cafetería de marihuana se incluía como un aspecto “muy importante” para su disfrutar al máximo su estadía en la ciudad.

El alcalde de Ámsterdam quiere prohibir a los turistas la entrada a las cafeterías de cannabis a partir de 2022
El alcalde de Ámsterdam quiere prohibir a los turistas la entrada a las cafeterías de cannabis a partir de 2022

Sin embargo, a pesar de que se caracterizan por ser un atractivo turístico de gran valor, la suerte de estos lugares de cannabis ahumados y relajados podría verse afectada debido a la decisión la primera alcaldesa de la ciudad: Femke Halsema buscaría prohibir que los turistas visiten las cafeterías de cannabis.

¿La razón? Femke Halsema quiere que estos puntos de venta sean exclusivos de los habitantes de los Países Bajos y, como tal, ha presentado una propuesta al ayuntamiento de Ámsterdam a tal efecto. La propuesta cuenta con el respaldo de policías y fiscales locales.

La propuesta tiene como objetivo limpiar la imagen de la ciudad y “encoger el mercado del cannabis”. En diálogo con el medio internacional Bloomberg, Halsema precisó que el mercado del cannabis es demasiado grande y está sobrecalentado: “Quiero reducir el mercado del cannabis y hacerlo manejable. La condición de residencia es de gran alcance, pero no veo otra alternativa… Podemos ser una ciudad abierta, hospitalaria y tolerante, pero también una ciudad que dificulta la vida de los delincuentes y frena el turismo de masas“.

Por lo pronto, Halsema espera el apoyo de la comunidad empresarial, ya que muchos emprendedores en el centro de la ciudad preferirían disipar la reputación de Ámsterdam de acceso irrestricto al sexo y las drogas. A su vez, aún no está claro cómo funcionará el proceso de transición, pero estiman que un debate político garantizará la inclusión de los comerciantes en la discusión.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO