in

Celebró dejar a sus hijos en su primer día de escuela con un viaje a Disney World

El lunes, Lisa DiNoto dejó a sus dos hijos en su primer día de escuela y luego se fue a Disney World Magic Kingdom para festejar. Comió palomitas de maíz, montó el Tomorrowland PeopleMover y tomó fotos con muchos personajes y empleados.

DiNoto se mudó a Florida con su familia después de dejar su trabajo como abogada corporativa en 2016. Ahora trabaja con su esposo y tiene un blog personal llamado The Castle Run, que se enfoca en Disney World y su carrera.

Ella vive tan cerca del parque temático que puede “escuchar el silbido del tren por la mañana” y ver los fuegos artificiales desde su patio trasero al anochecer.

Si bien contó que ella a a Disney todo el tiempo con sus hijos, asegura que es súper importante tener algunas horas del día para ella sola, todo sea para la salud mental.

Debido a que sus hijos estaban “muy emocionados de ver a sus amigos y maestros” el primer día de clases, DiNoto sintió que era hora de que ella se divirtiera sola.

“No me malinterpreten, me arrojaría frente a un autobús para mis hijos. Pero estoy orgullosa de las personas felices, independientes y amables que son, y no veo absolutamente nada malo en dejarlos disfrutar de su primer día en la escuela mientras disfruto de un día de salud mental”.

Lisa asegura que su viaje de un día a Disney World tenía que ver tanto con la salud mental como con la diversión.

“Creo con todo mi corazón que a las madres se les permite, y deberían, tener días de salud mental. O tardes. O minutos, si eso es todo lo que puedan tener. Sé que también funciono mejor como madre cuando cuido de mi propio bienestar”.

Vendió cupcakes durante un año para poder juntar el dinero para conocer Disney

Isaiah Tuckett, un adolescente oriundo de Minnesota (Estados Unidos), pasó un año horneando y vendiendo cupcakes para poder juntar el dinero suficiente para viajar junto con su familia a conocer Disney.

Durante 365 días vendió aproximadamente 3.500 cupcakes y recaudó alrededor de 5.000 dólares. El dinero suficiente para que él, su madre, padre, hermana, hermano, cuñada, sobrino y tío pudieran ir a Walt Disney.

Durante muchos años, Isaiah le había pedido a sus padres que lo llevaron a Disney, pero muchos padres le tenían que decir que no. Las vacaciones en Disney pueden ser caras, especialmente para grupos grandes, pero Isaiah decidió hacer algo para poder cumplir su sueño. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Un avión de la Fuerza Aérea Argentina aterrizó de emergencia en la Antártida: rescataron a 9 tripulantes

Un lince recorrió 600 kilómetros para regresar al lugar donde nació