China exigirá a sus influencers estar «calificados» para tratar ciertos temas

influencer-china
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

China es el país con más internautas del mundo (alrededor de 700 millones), pero a la vez uno de los que ejercen mayor control en los contenidos de la web, como muestra el hecho de que Google, Facebook, Twitter o YouTube están bloqueadas en el país desde hace años. Siguiendo esta línea, una nueva medida regulará a los creadores de contenidos en las redes para que al hablar de ciertos temas estén calificados.

China

Todo ello surge después de que el gobierno chino haya restringido el tratamiento de algunos temas en redes sociales como puede ser la medicina. Los influencers tendrán que acreditar que cuentan con una cualificación para hablar de esos temas como un título universitario.

La nueva regulación tiene como objetivo específico a los streamers que generan contenido para empresas y que tienen gran popularidad en China. Algunos de los ejemplos más famosos son Tencent o Alibaba, que han llegado a tener millonarias ventas gracias a estas retransmisiones.

La desinformación, las fake news, entre otros fenómenos, están muy presentes en Internet y debido a la gran cantidad de plataformas que existen en el mundo, el poder que tienen estos influencers es muy grande y esto lo ven como una forma de regular que lo que se dice sea cierto y/o se informe con responsabilidad.

Image China Chinese Influencers

Los streamers tampoco podrán presumir de grandes lujos ni de una vida extravagante e incluso la propia Administración limitó sus ganancias a una cantidad de 1.570 dólares diarios. Esto se pensó también para evitar casos como el de una famosa presentadora de eventos en línea que en diciembre pasado recibió una multa de 203 millones de dólares por evasión fiscal.

Asimismo, se prohíbe el empleo de un lenguaje vulgar, y están obligados a intentar construir un entorno lingüístico saludable y civilizado, para que los millones de habitantes del país que consumen sus contenidos puedan también, adquirir buenas prácticas del habla. Y en este sentido, durante sus apariciones su comportamiento debe ser “moderado”.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.