Científicos se sumergirán en un “agujero azul” no explorado hasta el momento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El próximo mes, un grupo de científicos ingresará a “Green Banana”, un sumidero de 140 metros de profundidad en el fondo marino de Florida, el cual puede contener secretos ocultos, incluida la nueva vida microbiana.

La expedición de investigación en “Green Banana”, el nombre del agujero, revelará nuevas ideas sobre estos abismos de otro mundo en el fondo marino, como la naturaleza de sus habitantes y su posible relación con los acuíferos subterráneos.

Los agujeros azules se encuentran en todo el mundo y pueden extenderse a casi 304 metros de profundidad, que es la profundidad aproximada de Dragon Hole en el Mar del Sur de China. Sumergirse en estos vacíos espacios submarinos puede ser extremadamente peligroso; de hecho, el Blue Sea Blue Hole en Egipto se encuentra entre los sitios de buceo más mortales del mundo.

Dicho esto, estos agujeros son hábitats de biodiversidad únicos que pueden contener corales, moluscos, tortugas marinas o incluso tiburones. También proporcionan alimento a los ecosistemas adyacentes, ganándose una reputación como los “oasis” del mar y haciéndolos atractivos destinos para la investigación científica.

El equipo se va a explorar “Green Banana” ya se zambulló en Amberjack Hole, ubicado a unos 50 kilómetros al oeste de Sarasota, en el Golfo de México, en mayo y septiembre del año pasado. Los buzos se sumergieron más de 30 metros debajo de la superficie del océano antes de llegar al borde del hoyo, que en sí mismo tiene unos 70 metros de profundidad.

Además de muestrear ampliamente el hábitat, el equipo descubrió los cadáveres intactos de dos pequeños peces sierra en el fondo y trajo a uno de ellos, un macho de 3,5 metros de largo, al laboratorio para estudiarlo.

Estos cementerios marinos naturales son alimentados constantemente por las cosas muertas que flotan desde arriba, pero los investigadores también registraron nutrientes que emergen de Amberjack Hole, lo que indica que los agujeros suministran alimento al ecosistema marino exterior.

La fuente de estos nutrientes aún no está clara, aunque pueden surgir de la actividad en los sedimentos del fondo, o como resultado de flujos de mareas o enlaces a una red de acuíferos más grande.

Hall y sus colegas esperan restringir algunas de estas preguntas jugosas durante sus expediciones al Green Banana, que tiene aproximadamente 130 metros de profundidad desde el fondo hasta el borde, y más de 45 metros bajo la superficie del mar.

El equipo está listo para explorar el agujero durante las inmersiones en agosto y en mayo de 2021, y esperan encontrar y explorar más de estas extrañas estructuras en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Es preocupante. Por lo general, para esta altura de Octubre ya suele haber formada una capa de hielo en el Océano Ártico. Sin embargo, este año y por primera vez desde que consta en registros el agua del mismo no se congeló.

El retraso en el congelamiento del océano está relacionado con las cálidas temperaturas que se prolongaron en el norte de Rusia y con la intrusión de agua proveniente del Atlántico, según informó el sitio de noticias The Guardian. Los científicos por su parte advierten que esto puede generar posibles efectos colaterales en toda la región polar. “La falta de congelamiento tan avanzado el otoño no tiene precedentes en la región del Ártico siberiano“, aseguró Zachary Labe, un investigador de posdoctorado de la Universidad Estatal de Colorado. Y afirmó que esto está relacionado con el impacto del cambio climático y, por su puesto, la contribución de las personas en eso.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Labe explicó que si no se reducen de manera sistemática los gases del efecto invernadero, lo más probable es que seamos testigos del primer verano “libre de hielo” para mediados del siglo XXI. De acuerdo a un estudio publicado en Julio de este año por World Weather Attribution, este año la ola de calor siberiana se volvió al menos unas 600 veces más probable por por las consecuencias que generan las personas en el cambio climático. Además, gran parte del hielo de Ártico está desapareciendo, lo que hace que las capas que quedan por temporadas sean más delgadas. Según Walt Meier, investigador de National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos, en términos de porcentajes, el grosor de la capa de hielo es la mitad de lo que era en 1980.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Según fue informado, la temperatura de los océanos en el área del Mar de Láptev aumentó 5 grados centígrados más que el promedio. Además, este aumento fue seguido por una ola de calor que rompió récords junto al declive de hielo del mar en el último invierno.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO