¿Cómo mantenernos saludables durante un viaje?

Conocer el mundo y mantenernos saludables al mismo tiempo es un desafío, pero nada imposible.
Cuando estamos lejos de casa es muy fácil tentarnos con comida rápida y barata, olvidarnos por completo del entrenamiento y acostumbrarnos a tomar unas cervezas con nuestros nuevos amigos viajeros. Pero no hay nada de qué preocuparnos, solo hace falta buena información para planificar cada día de acuerdo a nuestras prioridades.

1. Entrenar con los locales

Si vamos a estar en un viaje de estudio o trabajo por varios meses, lo mejor es buscar desde el principio lugares y actividades que nos gusten para no perder el ritmo. Además, es una excelente excusa para conocer gente.
Si vamos a pasar solo unos días, lo recomendable es averiguar por clases gratuitas que se suelen dar en espacios públicos, por ejemplo: de yoga o zumba.

2. Caminar todos los días

Muchas veces la mejor forma de conocer las ciudades es caminando. Es tan simple como conseguir un mapa, perderse y encontrar los mejores lugares, es la única forma de encontrar esas joyas secretas que no figuran en las guías turísticas.

3. Alquilar bicicletas

Bicycles For HireMuchas ciudades tienen programas de bicicletas compartidas o incluso tours grupales para conocer los mejores lugares. Es la manera ideal de recorrer distancias un poco más largas y ejercitarnos en el mismo momento. Otras de las opción para aprovechar son los circuitos en parques o áreas naturales en las afueras de las ciudades.

4. Llevar ropa deportiva

Es mucho más difícil hacer deporte mientras viajamos si no tenemos el equipo adecuado. Además, cuando veamos esa ropa vamos a tener la presión de usarla. No perder el entrenamiento también nos va a ayudar a hacer mejores elecciones en cuanto a la comida.

5. Preparar tu comida

Comprando frutaLo primero que tenemos que hacer es buscar un mercado cercano y abastecernos con algo de comida saludable. Si vamos a alojarnos en un hostel que tenga cocina, en una casa o departamento, podemos aprovechar para preparar nuestra comida, al menos una vez al día, y así evitar la tentadora comida rápida.

6. Visitar ferias de comida

En muchas ciudades existen mercados de frutas, verduras y productos frescos regionales. Algunos de ellos también ofrecen comida casera. Las ventajas son muchas: es la oportunidad perfecta para probar los platos típicos, evitamos gastar demasiado y nos aseguramos de no consumir productos naturales.

7. Dormir bien

¿Sabías que dormir bien refuerza el sistema inmunológico? Lo que menos queremos en un viaje es enfermarnos, así que dormir la cantidad de horas suficientes tiene que ser una prioridad. si tenemos que acostumbrarnos a un nuevo horario, para evitar el famoso jet-lag, el mayor esfuerzo lo tenemos que hacer el primer día para luego acostumbrarnos.

8. Elegir un buen desayuno

Siempre se dice que el desayuno tiene que ser la comida más importante del día, por eso lo recomendable, en lo posible, prepararlo nosotros mismos, al igual que e almuerzo que puede ser algo ligero para llevar. Así, solamente saldríamos a cenar. Es una manera saludable de organizarnos, sin perdernos de conocer las comidas de casa lugar.

9. Animarse a un nuevo deporte

Surf SchoolCuando viajamos es el momento de probar cosas nuevas y ¿por qué no un deporte? Por ejemplo, si vamos a la playa no nos quedemos tomando sol, hay muchas experiencias por descubrir, como aprender buceo, surf o stand up paddle.

Comentarios