in

Me encantaMe encanta

¿Comprarías muebles con piezas de aviones recicladas? Te contamos qué es el ‘aircraft art’

En diálogo con Intriper, Ariel nos contó más sobre el trabajo de “Voneich Aircraft Art” (Voneich, arte de aviones), un proyecto que busca devolverle la vida a las partes de aviones olvidadas en el tiempo. Esta innovadora iniciativa puede considerarse una nueva tendencia: ‘aviator design’.

Espejo Boeing, realizado con labio inferior de inlets de turbina Boeing 707.

Ariel Eichenberger nació y se crió en Argentina. Actualmente tiene 42 años pero era bastante más joven cuando decidió comenzar a dedicarse a la confección de muebles con partes de aviones.  

Estudió Licenciatura en Marketing, disciplina que vincula el mercado con las instituciones a través de la generación de valor. Pero quizás no se imaginó nunca que su costado artístico lo iba a llevar a que sea él mismo quien genere valor a partir de la re-utilización de piezas de aviones desechadas.

“Siempre de alguna forma estuve vinculado al arte. Durante muchos años estuve viajando por trabajo, y al estar lejos de mi entorno empecé a pintar en los momentos que tenía libres. Soy muy sensible a las artes en sí”

¿Por qué construir con restos de avión? ¿Estabas ligado al rubro de aeronáutica? ¿Te consideras un apasionado de la aviación?

Siempre fui un apasionado de la aviación, pero no tuve los medios económicos para poder acercarme. Ya de más grande, durante un viaje y con el arte instalado dentro mío, conocí unos hermanos que hacían mobiliario con partes de aviones en Estados Unidos. Cuando volví a Argentina, vine con la idea de generar arte con partes de aviones en desuso.

¿Cómo describirías tu trabajo?

Mi trabajo lo podría describir como mi cable a tierra. Me pierdo en mis proyectos, se me pasan las horas. A veces me doy cuenta del paso del día recién cuando me llaman por teléfono.

¿Cómo empezaste a hacerlo? ¿Tuviste alguna formación para desarrollar este oficio?

Siempre fui autodidacta, no tuve una inducción al arte u oficios. Fue más una cuestión de ir probando y animarme a hacer.

¿Quiénes más integran Voneich?

Este año asocié a mi amigo Joaquín Murano al proyecto, ya que debido al tiempo y demanda que tengo no quería dejar de crear. Somos el equipo perfecto. Es amigo, y además tiene un compromiso increíble. Hoy se encarga de toda la parte comercial, representando lo que hacemos.

¿Cómo conseguís los materiales? ¿Por lo general son materiales que están abandonados o tienes que pagar por llevártelos?

Como muchos de nosotros sabemos, Argentina tiene un parque de aviones en desuso muy pobre. Eso hizo que, cuando volviera motivado a encarar la idea, como no tenía herramientas, el proyecto quedara en la nada. Años después di con la persona indicada que vendía esas partes de aviones y le empecé a comprar. Ahora, con el paso de los años, estamos comprando aviones enteros. El tema con estos materiales es que a pesar de ser chatarra el precio es muy elevado.

¿Podrías relatarnos cómo es el proceso desde que vas a buscar piezas nuevas, el paso por el taller y luego la obra a la venta? ¿Cuánto tiempo te lleva?

Desde el momento que conseguimos los aviones el proceso es bastante largo, ya que al ser piezas grandes necesitamos de un equipo que reduzca el material. Obvio que siempre cuidando cada pieza. Luego se transporta en camiones y ayudados por grúas de gran porte para cargar y descargar. Es todo bastante complejo, pero a la vez como lo hacemos con tanta pasión, lo disfrutamos mucho. Nuestro concepto es que aparte de hacer arte de piezas, realizamos “arte de uso cotidiano”. Es decir, no sólo para verlo sino también para poder utilizarlo.

Los tiempos que pueden llevar la elaboración de las obras son impredecibles. Hay algunas que llevaron 1 año o más, y otras todavía están en desarrollo. La inspiración juega mucho en esta etapa.

¿Cualquier parte de un avión puede ser aprovechable?

Casi todo lo aprovechamos o transformamos. Desde un ala, un fuselaje, hasta alguna caja de radio que junto con otras piezas y caños se transformaron en una lámpara.

Pienso que también haciendo arte de esta forma y reciclando contribuimos a bajar la cantidad de basura transformándola en cosas únicas.

¿Con qué otros elementos realizas las obras o muebles?

Empleamos todo tipo de materiales, metal, aluminio, caucho, plástico, madera, vidrio, pintura, cuero, eco cuero, lo que tengamos a mano.

¿Qué fue lo más insólito que has construido?

Creo que lo más insólito y más loco que hemos llegado a pensar y llevar a la realidad son unas alas de 4 metros cada una.

¿Hay algo que te piden en concreto o es más una compra de las piezas que integran tu colección?

El hecho ya de realizar arte y mobiliario con aviones fue y es algo de locos, y las personas quedan fascinadas. Trabajamos con muchas personas, por lo general vinculadas al arte o con personas con gustos muy refinados que les encanta tener algo ÚNICO.

Nosotros podemos hacer piezas parecidas pero jamás iguales ni idénticas, ya que la concepción y el sentido de nuestro trabajo es otro.

¿Te han contactado de alguna otra parte del mundo por haber visto tus trabajos en redes sociales?

Si, nos han contactado de Chile, Italia, Estados Unidos, Suiza. Es algo muy loco para nosotros eso, o de pronto también hay personas que nosotros admiramos como artistas, empresarios o referentes, que siguen nuestra cuenta e interactúan con el contenido de lo que hacemos.

Actualmente están trabajando en una serie de obras en homenaje al cumplimiento de los 500 años de Leonardo Da Vinci, ¿qué nos podés contar de esto?

Cuando surgió presentarnos en el BAAEX (Buenos Aires Art Experience), nos dijeron de llevar una obra que justo ya estaba vendida y en el exterior. Les contamos a ellos que estábamos realizando una serie de alas. Teníamos una de esas alas en proceso, la nombramos como “La vida misma”. Habla un poco del renacimiento, que siempre es momento para hacer, resurgir y cambiar el rumbo. Y si hablamos de renacimiento que mejor que homenajear a Leonardo Da Vinci. Podría decirse que Da Vinci es el hombre más trascendente de la Humanidad. El ala de un avión tiene relación también con una obsesión de Da Vinci de hacer realidad que el hombre pudiese volar. El ala y el vuelo fueron materia de estudio para él.

Además, para la mayoría de los que conocen nuestra obra y diseño en Voneich, nos conocen como “los hombres de las alas”.

Qué piensas?

3 points
Upvote Downvote

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Tenía viviendo abejas en su ojo

Una joven sueca de 16 años que lidera la lucha contra el cambio climático fue nominada al premio Nobel de la Paz