Conoce al lince canadiense de patas grandes: uno de los gatos más raros y hermosos del mundo

safe_image
Redactor
4.8/5 - (22 votos)

El lince canadiense es un gran felino que se puede encontrar en Alaska y Canadá. Estos gatos son mamíferos salvajes y uno de los gatos más raros y hermosos del mundo. Aunque su apariencia sea similar a la de un gato montés, el lince canadiense tiene características distintivas: mechones largos en las orejas y patas grandes.

Como viven en áreas cubiertas de nieve, sus grandes patas actúan como raquetas de nieve que les ayudan a moverse rápidamente.

Durante mucho tiempo, el lince canadiense estuvo en la lista de especies en peligro de extinción debido a que los cazadores furtivos los cazaban por su piel. Afortunadamente, su población ha aumentado a lo largo de los años, por lo que el lince finalmente se eliminó de la lista de especies en peligro de extinción y le está yendo muy bien.

Estos linces canadienses se encuentran en el amplio cinturón de bosques boreales de América del Norte. Su distribución es: Canadá, Alaska y el norte de Estados Unidos.

A diferencia de cualquier otro felino – este lince depende única y exclusivamente, de la liebre. Ningún otro depredador tiene una fuerte base de presas cíclica a la cual se ha adaptado de forma única – tanto conductual y fisiológicamente.

Los picos de la población de liebre son cada 10 años, y con él, también lo hace la población de linces. Cuando la población de liebres disminuye, también lo hace la población de linces. Mientras que los linces cambiarán su base de presa cuando las liebres disminuyen estas incluyen pequeños roedores, aves terrestres y pequeños ungulados, la población total del lince sigue siendo sincrónica con la población de liebre.

image lince canadiense2

Población de linces en recuperación

Es probable que los encuentros con linces estén aumentando porque las poblaciones de sus presas favoritas, la liebre americana, han alcanzado su máximo. Las poblaciones de estas liebres fluctúan de forma natural en ciclos que pueden durar de ocho a 11 años y cuando abundan las liebres —como ocurre ahora—, los linces siguen sus pasos.

Estos felinos silvestres no solo se acercan a Anchorage: se distribuyen por toda Alaska, el norte de Canadá e incluso algunas partes de los Estados Unidos continentales. Hace no mucho, no se conocía la distancia exacta que podían recorrer los linces. Pero en el último lustro, los investigadores del Northwest Boreal Lynx Project han seguido a felinos que emprenden viajes de proporciones épicas, más largos y difíciles de lo pensado.

Uno de los viajeros estrella del proyecto, apodado Hobo, fue rastreado con un collar de rastreo por el Refugio nacional de vida silvestre Tetlin, en Alaska, en marzo de 2017. El lince abandonó su dominio vital en junio de 2017 y para julio de 2018 había recorrido casi 3500 kilómetros, cruzando montañas y ríos caudalosos.

image lince canadiense
4.8/5 - (22 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.