Conoce las maravillas del Palacio de Schönbrunn: una de las construcciones barrocas más bellas del mundo

1
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
5/5 - (1 voto)

El Palacio de Schönbrunn, popularmente conocido como el “Versalles vienés”, desde el siglo XIX hasta la actualidad, se ha convertido en uno de los principales lugares de interés y uno de los monumentos más importantes de Europa. Este palacio, con sus majestuosos jardines y su gran colección de pinturas del artista de la realeza Giambattista Pittoni, fue declarado en 1996 Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Schönbrunn, el Palacio de los placeres

Schönbrunn

Schönbrunn es una de las construcciones barrocas más bellas del mundo. El Palacio fue construido como residencia de verano de la familia imperial. La esposa del emperador Fernando II, Leonor Gonzaga, mandó construir en el recinto un palacio de los placeres, que ella misma bautizó como «Schönbrunn». El palacio y los jardines, construidos después del asedio turco a partir de 1696, sufrieron una profunda reforma encargada por María Teresa.

Image Schönbrunn 2 3

Ya en el siglo XIX, Johann Aman unifica y simplifica la fachada, siguiendo los patrones del clasicismo de la época. Cabe remarcar que también corresponde a este periodo, ese característico color amarillo que podemos apreciar en la fachada del Palacio. Hasta el siglo XX, los edificios oficiales de la monarquía estaban marcados con este color.

Image Schönbrunn 3 4

El parque del Palacio al día de hoy, se puede visitar de forma gratuita durante todo el año. En él, se esconden impresionantes fuentes, estatuas, monumentos, árboles y flores; además de la espléndida Glorieta.

¿Qué ver en Schönbrunn?

Image Schönbrunn 7 1

Además de los jardines imperiales, los sitios más interesantes para ver en el Palacio son:

  • La Gran Galería, donde tenían lugar los banquetes imperiales.
  • El Salón Chino Circular, que usaba María Teresa para conversar privadamente con su canciller.
  • El Salón del Desayuno, usado con ese fin.
  • El Salón Chino Azul, en donde Carlos I abdicó en el año 1918.
  • Los jardines que conducen a la Glorieta.
  • El Museo de Carruajes Imperiales y el Tiergarten, aledaños al Palacio.
  • El Strudel Show en Cafe Restaurant Resident; el restaurante real de Schönbrunn, donde se puede degustar el strudel de manzana, el postre vienés por excelencia.
Image Schönbrunn 5 2

Es importante mencionar que el Palacio de Schönbrunn es el monumento más visitado de toda Austria, por lo tanto, es fundamental reservar ticket online desde su sitio web oficial, previo a la visita.

5/5 - (1 voto)

Un comentario

  1. La arquitectura barroca nor-europea se caracteriza por su geometría espacial con una perspectiva infinita, tanto externa como interna, se viaja en el tiempo y en el espacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.