Burdeos, una recorrida por la espectacular ciudad francesa

4 min


Ubicada al suroeste de Francia, Burdeos (o Bordeaux en francés) es la capital de la región de Aquitania. Esta ciudad, atravesada por el río Garona, comenzó a gestarse en la época de la Ilustración, y tiene el mayor número de edificios protegidos de Francia, después de París.

En mi recorrida por esta ciudad francesa, mi primera parada turística fue la Catedral de San Andrés, el cual es sin dudas, el edificio religioso más destacado de Burdeos. Fue construida en el siglo XI y sólo se conservan originarios los muros interiores de la nave principal. Esta catedral fue reconstruida entre los siglos XII y XVI. El coro y los cruceros góticos fueron añadidos en los siglos XIV y XV. Vale la pena quedarse admirando esta obra un buen rato. Lo positivo es que es un sitio tan grande que se lo puede recorrer tranquilo sin chocarse con los demás turistas, como suele suceder con estos lugares de mayor atractivo turístico.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Burdeos!

Dejo atrás este magnífico edificio y me adentro por las calles del casco antiguo, y es ahí donde empiezan a aparecer las típicas casas francesas del siglo XVIII. Mientras se pasea por Burdeos, hay que prestar atención al cruzar las calles ya que circulan los tranvías, y uno va tan asombrado descubriendo estos sitios, que se olvida de estos detalles.

Burdeos ha crecido mucho en los últimos años. Se puede ver restauraciones en las fachadas de los edificios. Los estudiantes son otra clave para darle vida a esta villa. Esta ciudad es Patrimonio de la Humanidad declarada por la Unesco desde el 2007.

Otro lugar hermoso para visitar es el Palais Rohan (Hôtel de Ville), a metros de la Catedral de San Andrés, es un antiguo palacio episcopal y fue el primer edificio de estilo neoclásico construido en Francia. El patio interior, separado de la calle por un pórtico con ocho arcadas, se abre al palacio con una solemne y armoniosa fachada. Un dato para tener en cuenta es que sólo se puede acceder hasta este patio, ya que hay guardias de seguridad que no permiten el ingreso al palacio.

Siguiendo el río, fui en busca de la Place de la Bourse (en lo personal, me recordó a la Place de la Concorde de París). Es un precioso sitio que tiempo atrás fue la plaza real. Con su construcción la ciudad se abrió al río, ya que hasta ese entonces Burdeos vivía de espaldas por posibles ataques. Los edificios lindantes a esta plaza son las oficinas de la Cámara de Comercio, de las aduanas, y un museo gratuito: el CIAP o Centro de Interpretación de la Arquitectura y el Patrimonio. Aquí se puede aprender la historia de Burdeos.

Además, se encuentra el Miroir d’Eau (Espejo de agua), se trata de unas fuentes que emanan vapor de agua y atraen a todos los turistas ya que el agua forma una superficie que reflejalos edificios de la plaza. Excelente oportunidad para sacar muchas fotografías.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Burdeos!

Sigo callejeando y me dirijo hacia el imponente y fantástico Grand Théatre (Gran Teatro). Éste se terminó de construir en 1780 y está construido completamente de madera, lo que hace que su acústica sea excelente. Es considerado el más importante de todo Francia. En los meses de julio y agosto se organizan visitas por 3 o 4 euros.

Tampoco se puede dejar de visitar el Monumento a los Girondinos, ubicado en la Explanade des Quinconces. Es un sitio que reúne a muchos turistas, asi que hay que tener paciencia y esperar el momento perfecto para sacar una bella foto. Este monumento tiene una gran columna central y dos excelentes fuentes de bronce, dedicadas a la República y la Concordia.

La noche de Burdeos es sumamente tranquila y silenciosa pero eso no quiere decir que sea aburrida. Quai Armand Lalande es la zona más animada para salir de copas, ubicándose en las dársenas del norte de la ciudad. Los antiguos edificios de esta zona portuaria fueron rehabilitados y transformados en bares de copas, restaurantes y discotecas. En cuanto a la gastronomía, los platos que más se ofrecen son las ensaladas y las recetas de carne. Otros platos recomendados son la poule au pot, un pollo relleno de legumbres, o el foie de pato y de oca. En mi caso, me animé y probé el pato con una ensalada. Sin desperdicio.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Burdeos!

Y si estamos en Francia, no podemos dejar de mencionar el vino. Los aficionados a esta bebida encontrarán un verdadero paraíso en Burdeos. De hecho, uno de los eventos más populares de la ciudad gira en torno al mundo del vino. Tiene lugar en la explanada de los Quinconces, entre junio y julio.

Burdeos es una ciudad que invita a recorrerla en cualquier época del año. En mi caso, fui en el mes de mayo y el clima era estupendo para descubrir sus monumentos y parques.

¡Si estas de visita por Francia, no dejes de visitar la espectacular Bordeaux!


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Gabriela Torres

Periodista con espíritu viajero.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines