Descubriendo las lagunas escondidas junto al volcán El Altar en Ecuador

ecuador
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El Altar, perteneciente al Parque Nacional Sangay, es un volcán extinto localizado en el centro de Ecuador, en el cantón Penipe, provincia de Chimborazo. Es un territorio que acoge al nevado más alto del planeta desde el centro de la tierra. Los incas llamaron a este volcán Capac Urcu, que significa montaña todopoderosa o cerro majestuoso.

El Altar y sus lagunas

El volcán tiene una variedad de lagunas como la Quindecocha, Estrellada, Verde, Azul, Mandur, Pintada, que están a los pies del nevado. La Laguna Amarilla es la de mayor reconocimiento en los andes ecuatorianos, al igual que la Laguna Quilotoa, sus aguas reposan en cráteres de volcanes extintos.

Nuestra aventura

Decidimos por nuestros propios medios descubrir las no tan visitadas Lagunas Azul, Mandur y Verde. Nuestra travesía empezó en el Terminal Terrestre de Riobamba (Capital de la provincia de Chimborazo), nos trasladamos a Quimiag, parroquia rural del cantón Riobamba, para empezar un recorrido de 20 kilómetros por caminos de tercer orden. El recorrido duró aproximadamente dos horas, arribando a la Bocatoma de la Central Hidroeléctrica de Río Blanco.

Al mediodía empezó el “trekking” por el sendero Tiaco Chico, atravesamos los Bosques Pasguazo Chico y Pasguazo Grande, caracterizados por sus árboles de papel. Caminamos, durante 4 horas por páramos andinos hasta las Puertas del Sol, lugar que nos permitió admirar la primera laguna. Una hora más de camino, por un sendero rocoso, nos condujo al Campamento Italiano.

Pernoctamos en carpa a aproximadamente 4.400 m.s.n.m. La noche despejada nos permitió admirar la Vía Láctea, acompañada del nevado Cubillín, el volcán Sangay y algunos picos del volcán El Altar. El resplandor de la luna iluminó todo el valle de las lagunas.

Al siguiente día descendimos a la Laguna Azul, retornamos a nuestro campamento y ascendimos hasta el glaciar de El Altar, 4.600 m.s.n.m. El buen clima nos permitió observar la majestuosidad del Cacpac Urco y admirar la Laguna Mandur. Antes del mediodía, empezó nuestro retorno a la ciudad de Riobamba.

Ecuador es uno de los países con la mayor biodiversidad del mundo, recorrerlo es una experiencia única e inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *