Egipto está desinfectando sus pirámides para detener la propagación del coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Las autoridades egipcias han ordenado que sus pirámides sean desinfectadas para detener la propagación del coronavirus.

Es uno de los últimos movimientos realizados por el gobierno, que también ha impuesto un toque de queda nocturno durante las próximas dos semanas, así como el cierre de escuelas y cierre de vuelos al país, además de los que repatrian viajeros.

Egipto tenía más de 400 casos confirmados de coronavirus y 21 muertes al 25 de marzo, según The New York Times.

Del 23 al 31 de marzo, todos los sitios arqueológicos han recibido la orden de cerrar en todo el país.

No es el momento ideal para la Pirámide de Djoser, el colosal edificio de piedra más antiguo del mundo, que solo reabrió a principios de marzo después de los trabajos de restauración que tomaron 14 años.

AFP

Si bien los lugares turísticos populares están vacíos, están recibiendo una limpieza profunda.

De acuerdo con The Canberra Times, los limpiadores enmascarados y adecuados que manejan equipos de esterilización industrial han estado desinfectando las entradas de las pirámides, las taquillas y las carreteras cercanas.

Aunque, según The New York Times, las pirámides reales no estaban siendo desinfectadas.

Ashraf Mohie El-Din, director general de las pirámides, dijo que para limpiar las pirámides se necesitaban “materiales específicos” y que la limpieza debía hacerse “por un equipo especializado de excavadoras”.

Estamos haciendo uso de este período para desinfectar toda el área, pero también para llevar a cabo algunos trabajos de mantenimiento y renovación para tener esta área lista para recibir visitantes nuevamente”, dijo.

Llegaron a Egipto y descubrieron que el hotel de 5 estrellas que habían reservado no existía

Una familia que gastó más de 4.500 dólares en las vacaciones. Lamentablemente cuando llegaron al lugar su sueño se esfumó al darse cuenta que el lugar que había reservado no existía.

Mark Mold, de 33 años, reservó el viaje a través de la compañía de viajes loveholidays, un descanso de dos semanas al Crystal Beach Aqua Park and Hotel en Hurghada, Egipto, con familiares y amigos.

Pero cuando el grupo de cinco aterrizó en Egipto, se sorprendieron al descubrir el paraíso ‘All inclusive’ que les habían prometido nunca existió.

En su lugar, los llevaron al hotel de al lado, que descubrieron que estaba en proceso de ser demolido. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR