in

El abuelo de la novia comió junto al memorial de su difunta esposa

Una novia compartió la foto de su abuelo comiendo solo, mientras miraba el memorial de su difunta esposa, y se robó el corazón de todos.

Sahrah Elswick, de West Virginia (Estados Unidos), publicó la foto junto con una leyenda que decía: “Pawpaw se sentó y comió con mawmaw hoy en mi boda”.

El memorial a la abuela de la novia, Barbara, era una mecedora blanca adornada con luces y fotografías, contenía el mensaje enmarcado: “Sabemos que estarías aquí hoy si el cielo no estuviera tan lejos”.

Su abuelo, Billy Gray, estuvo casado con Barbara durante 25 años antes de que muriera de cáncer de colon en 2017.

La respuesta a la escena desgarradora ha sido abrumadora, tanto como familiares y extraños no pudieron contener las lágrimas al ver la imagen.

Un invitado de la boda respondió: “Tu boda fue hermosa y esta fue la cosa más dulce que he presenciado. Me alegro de haber captado este momento y lamento que no pudiera estar en su gran día, pero definitivamente estuvo allí”.

Sahrah respondió a todos los comentarios diciendo que su abuelo era el “mejor” y el “más dulce”.

Inglaterra: obligarán por ley a familias a llevar a los abuelos de vacaciones para combatir la soledad

Para muchos, llegar a la tercera edad es sinónimo de tristeza y soledad. Sin embargo, hay muchos países que están conscientes de esta situación y que están desarrollando políticas que mantengan a los abuelos más activos y sintiéndose útiles para la sociedad. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

‘Acá no pasa nada’: Encontraron cartas de la Guerra de Malvinas y así relataban los soldados el enfrentamiento con Reino Unido

Una mujer embarazada y sus hijos fueron asesinados por una tribu de Papúa Nueva Guinea