El alcalde de Río de Janeiro anuncia que sus playas seguirán cerradas al turismo hasta que exista una vacuna para el COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las playas de Río de Janeiro resultan una visita icónica y obligada para el turismo en Brasil. Sin embargo, debido al impacto que ha recibido el país a causa de la expansión de la pandemia de coronavirus, las autoridades anuncian que los balnearios permanecerán cerrados a visitantes nacionales e internacionales cuya intención sea el mero disfrute y uso recreativo.

Hasta el momento, las playas que embelesan a la ciudad de Río de Janeiro se encuentran abiertas desde el mes de junio únicamente para la realización de actividad física y deportes acuáticos por parte de los residentes.

Río de Janeiro
El alcalde de Río de Janeiro anuncia que sus playas seguirán cerradas al turismo hasta que exista una vacuna para el COVID-19.

En una primera instancia, los ciudadanos de Río tuvieron la posibilidad de acercarse a las playas pero, debido a la gran cantidad de personas que se hicieron presentes para tomar sol y disfrutar del aire libre, decidieron dar marcha atrás en la medida aplicando restricciones y permitiendo solo la asistencia con fines deportivos.

De esta manera, Marcelo Crivella, alcalde de la ciudad de Río de Janeiro, anunció que la vuelta a la “normalidad” para quienes esperen ansiosos por un baño en las aguas de las playas más destacadas del país carioca llegará cuando exista un antídoto para el COVID-19: “Cuando no se pueden usar barbijos o tapabocas, la indicación es volver solo cuando haya una vacuna, o cuando los contagios estén cercanos a cero“.

Según el mandatario, la playa es un espacio en donde la mayoría de los residentes no usan tapabocas ni respetan el distanciamiento social, por lo que podría ocasionarse un desafortunado incremento en la tasa de contagios.

La tendencia es mantener la prohibición hasta que tengamos una vacuna; imagínate que autorizamos la playa hoy y el fin de semana hace sol… Imagínense a todos volviendo a su casa en auto o en transporte público sin máscara, lo echaríamos todo a perder.

Marcelo Crivella, alcalde de Río de Janeiro, en rueda de prensa, según ha reportado el Diario O Dia.

Por otra parte, distintas ciudades brasileras parecen abrirse a la rutina nuevamente con la autorización para habilitar ciertas actividades. Como ser, en el caso de Río de Janeiro se ha habilitado la apertura de bares y restaurantes, aunque los establecimientos deberán contar con límites en la capacidad de atención y medidas de higiene para garantizar la salud y seguridad de sus clientes.

Cabe destacar que, hasta la fecha, Brasil se posiciona como el segundo país más afectado por el COVID-19, con más 1,6 millones de casos registrados.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

El Castillo de Windsor abre al público sus jardines por primera vez en 40 años

¡Gran -y real- noticia! El Castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la reina Isabel de Gran Bretaña, abrirá su jardín East Terrace Garden al público. Sin dudas, se trata de un suceso histórico considerando que será la primera vez en más de 40 años que la sociedad pueda acercarse a recorrer las instalaciones al aire libre de la familia real.

Castillo de Windsor
Vista aérea del Castillo de Windsor

Tal como indica su nombre, el castillo se encuentra en Windsor, un pueblecito pintoresco y agradable, en el oeste de Londres y hogar del prestigioso Eton College. Dicha construcción fue fundada por Guillermo el Conquistador. En cuanto a los jardines, inicialmente se plantaron para crear una vista agradable desde los apartamentos reales a lo largo de la fachada oriental del castillo.

Castillo de Windsor

Como suele suceder con las más importantes propiedades reales, los jardines resultan un verdadero atractivo en sí mismo. No solo por la prolijidad y variedad de paisajes que ofrecen con diferentes ejemplares de flora, sino también por los sucesos y/o acontecimientos de la historia que ha vivido. Como ser, durante la Segunda Guerra Mundial, el jardín de este castillo fue desenterrado para plantar vegetales y ayudar al esfuerzo de guerra con cultivos como maíz dulce, tomate y frijoles. Por aquel entonces, la joven princesa Isabel y su hermana tenían asignada una pequeña parcela para cosechar.

Los jardines fueron posteriormente remodelados por la reina Victoria y el Príncipe Alberto en el siglo XIX, aunque el príncipe Philip, esposo de la reina Isabel, es responsable de la imagen actual del jardín, que data de 1971.

Ahora, el Castillo de Windsor, donde la reina pasó los últimos meses debido al cierre de Gran Bretaña como consecuencia de la pandemia de coronavirus antes de viajar a Escocia, se encontrará abierto al público interesado en visitar el castillo durante los fines de semana del mes de agosto y septiembre.

Castillo de Windsor

El horario de visita varía dependiendo la época del año, pero en general es desde las 10:00 a 16:00 horas y la entrada para adultos tiene un costo de unos £22.50.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO