Reproducir vídeo

La otra cara de Río de Janeiro: lugares turísticos poco visitados que no deberías perderte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Mucha gente que visita Río de Janeiro va con el objetivo de conocer los principales lugares de interés como El Cristo Redentor del Corcovado, el Pan de Azúcar o las playas de Ipanema y Copacabana.

También es cierto que si es la primera vez que visitas esta maravillosa ciudad tienes que conocer los atractivos más clásicos, pero hay que saber que Río tiene muchísimo más para ofrecer.

Es por eso que te proponemos una ruta por un Río de Janeiro alternativo, para que descubras bellezas ocultas y conozcas una ciudad diferente.

La biblioteca más bella del mundo

Al entrar a la biblioteca Real Gabinete Portugués de Lectura no creerás lo que estarás viendo, por su grandeza y su belleza. Es un imperdible de Río, sobre todo porque reúne una de las colecciones más numerosas de libros que recopilan la historia de la cultura portuguesa.

Es cierto que es una de las bibliotecas más hermosas del mundo, y no solo para los amantes de los libros. Este lugar dejará maravillado a cualquiera por su majestuosa arquitectura y su impresionante colección de más de 350 mil títulos.

Fue creada a principios del siglo XIX por 43 inmigrantes portugueses con el propósito de proporcionar a los miembros de la comunidad la oportunidad de desarrollar y ampliar sus conocimientos. 

¿Por qué es un lugar que no puedes dejar de visitar? Por sus salas de lectura que son un reflejo de las bibliotecas clásicas europeas. Se pueden ver altísimos anaqueles que dejan a la vista la infinita colección de títulos y escaleras que suben hasta que los ojos se pierden. No te vas a arrepentir de conocer este increíble lugar.

Un poco de historia y arquitectura colonial

Detrás del Corcovado se puede visitar Cosme Velho, un pequeño barrio carioca en lo alto de las colinas. Allí se pueden conocer algunos de los rincones más encantadores de la ciudad como el Largo do Boticário, un sitio que hace mucho tiempo albergó la fábrica que producía medicamentos para la casa real de Brasil, de allí su nombre.

Lo llamativo es que los edificios que se pueden visitar y que recuerdan a épocas pasadas son bastante nuevos. A principio del siglo XX, después de muchos años de abandono, una familia quiso recuperar el barrio llenándolo de edificios que recuerden a la época colonial portuguesa.

Hoy se pueden ver casas pintadas de llamativos colores, las cuales son una representación perfecta de la arquitectura colonial portuguesa de finales del siglo XVIII.

Una visita al futuro

El Museo del Mañana es un increíble museo futurista inaugurado en el año 2015. El recorrido se inicia con una propuesta: la idea de que en las próximas cinco décadas se producirán más cambios en la tierra que en los últimos diez mil años. De esta manera, harás un viaje en el tiempo hasta el momento del Big Bang y permitirá imaginar cuáles serían los posibles futuros para la humanidad en función a las decisiones que tomemos hoy.

Cuenta con exhibiciones y muestras interactivas ideales para toda la familia. El museo invita a sumergirse en experiencias únicas que mezclan disciplinas como la ciencia, el arte, la cultura y la tecnología.

Se encuentra emplazado en la Plaza de Mauá y con su impresionante arquitectura parecer flotar delicadamente sobre la Bahía de Guanabara.

Descubrir el mundo de la aviación

Frente a la ciudad de Río de Janeiro, en las costas de la ciudad de Niteroi, se encuentra la Base Aérea de Santa Cruz, una de las bases más grandes y un gran lugar para visitar, no sólo como enclave militar sino especialmente por las vistas únicas que se tienen desde allí.

A lo largo de su historia esta base se consolidó como una de las más grandes e importantes de la ciudad ya que participó en numerosos acontecimientos y jugó un papel muy importante en la defensa contra los intentos de invasión de holandeses y franceses.

Cuenta con una increíble muestra de aviones de todas las épocas y la visita permite trasladarse a otro tiempo en la historia de la aeronáutica. La fortaleza está dividida en tres niveles y, en el último piso, se puede visitar un hermoso faro que tiene una pequeña sala donde se exponen mapas antiguos de la bahía y planes defensivos.

Así que ya sabes, si ya conociste las principales atracciones de la ciudad o si te gusta descubrir lugares poco visitados por los turistas estos sitios no te defraudarán y te dejarán la experiencia de haber conocido una parte distinta de la ciudad. ¡Anímate a explorar Río de Janeiro en su totalidad!


Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
MIRA TODAS LAS ACTIVIDADES QUE HAY PARA HACER
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO