El museo Hagia Sophia de Estambul se convertirá en una mezquita a partir del próximo 24 de julio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El museo Hagia Sophia de Estambul se convertirá en mezquita. Uno de los hitos más famosos de la importante ciudad que se encuentra situada entre Europa y Asia a lo largo del estrecho de Bósforo abandonará su condición como espacio cultural para inculcarse entre los marcos de la institución religiosa.

Así lo indicó el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien manifestó el pasado viernes 10 de julio que la iglesia de Santa Sofía, una de las maravillas arquitectónicas que tienen lugar en el país, será reabierta como una mezquita.

Hagia Sophia de Estambul se convertirá en una mezquita
El museo Hagia Sophia de Estambul se convertirá en una mezquita a partir del próximo 24 de julio

Según han afirmado, el templo estará abierto para locales y extranjeros, musulmanes y no musulmanes. Esta nueva medida surge en respuesta luego de que la corte superior de Turquía revocara el estatus del monumento bizantino construido en el siglo VI como museo.

El museo Hagia Sophia de Estambul se convertirá en una mezquita
Por dentro: el museo Hagia Sophia de Estambul se convertirá en una mezquita

De esta manera, el gobierno nacional no encontró obstáculos para convertir en una mezquita a Hagia Sophia. El presidente turco Erdogan anunció que las primeras oraciones musulmanas se realizarían el 24 de julio: “Si Dios quiere, realizaremos las oraciones del viernes todos juntos el 24 de julio y reabriremos Santa Sofía a la adoración“.

Ahora que pertenecerá a un lugar de culto para el Islam, desde el museo deberán acondicionar y cubrir con luces y cortinas los numerosos mosaicos cristianos bizantinos en Hagia Sophia, ya que la religión prohíbe exhibir imágenes de personas en mezquitas.

Cabe destacar que este sitio, considerado como Patrimonio Mundial de la UNESCO en Estambul por su carácter histórico, se construyó hace ya unos 1.500 años y, originalmente, fue convertida en una catedral. Con el paso del tiempo, los otomanos la convirtieron en una mezquita y en 1934 se convirtió en un museo. Ahora, mediante la firma de un decreto volverá a ser nuevamente una mezquita.

La resolución ha despertado la disconformidad de países como Francia, Grecia y Estados Unidos. En mayor medida, Grecia ha condenado la medida como una ‘provocación’: “Grecia condena con firmeza… no solo impacta las relaciones entre Grecia y Turquía, sino también las relaciones de este último con la Unión Europea, la UNESCO y la comunidad global en general” expresó el primer ministro Kyriakos Mitsotakis. Por su parte Estados Unidos indicó que la medida le causaba decepción.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Me encantó 🌲☘️🌿🎄🌱🌴🌳

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO