El único flamenco negro del mundo fue visto en Santorini

flamenco
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Un flamenco negro, supuestamente el único en el mundo, ha sido visto entre otros flamencos en Santorina por las fuerzas británicas de Chipre.

BF Chipre publicó encantada la imagen de ‘Melani’ en Twitter, diciendo: «¡Ha vuelto!».

Un flamenco es el emblema de la estación RAF Akrotiri debido a su ubicación junto al lago Akrotiri, un conocido puesto de migración durante el invierno para las aves, por lo general rosas y blancas.

El lago salado, las marismas y los acantilados de la península de Santorini albergan a miles de aves que lo utilizan como escala entre Europa y África durante las temporadas de migración.

Melani, el flamenco hembra negro, se puede ver actualmente en el Centro de Educación y Medio Ambiente de Akrotiri (AEEC).

BF Chipre publicó en Twitter: «Melani, que acaba de cumplir 10 años, ha regresado una vez más a Akrotiri. Es una hembra de flamenco (Phoenicopterus roseus) negra, es decir, melanística, ¡presumiblemente la única en el mundo!«.

«¡Es genial ver que le está yendo bien! Puedes ver a Melani en AEEC».

Los avistamientos de esta rara ave han sido poco frecuentes. En 2018, el periódico Cyprus Mail informó de un avistamiento en el lago salado de Akrotiri.

Y, en 2015, hubo algo así como un frenesí mediático mundial cuando Melani llegó por primera vez y fue vista.

El raro color del plumaje del ave proviene de una condición genética llamada melanismo, que hace que el exceso de pigmento oscurezca las plumas.

El melanismo puede ayudar a las aves a mezclarse con su entorno, lo que lo convierte en una defensa útil contra los depredadores para algunas especies.

Sin embargo, según la revista National Geographic, dado que los flamencos adultos no tienen muchos depredadores naturales en la nación insular mediterránea, las plumas del ave podrían ser «más una pesadilla que una bendición», ya que «demasiado pigmento hace que las plumas se vuelvan quebradizas y propensas a romperse».

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.