in

España refleja la problemática de personas que se sienten solas con una escultura hiperrealista

Situada en el Arenal, pleno casco viejo de Bilbao, ciudad portuaria industrial en el norte de España, se encuentra Mercedes, la escultura inspirada en la “última mujer que murió en soledad”.

Esta iniciativa llevada a cabo por personas que han decidido mantenerse en el anonimato tiene como objetivo concientizar a la población sobre la ‘soledad no deseada’ y el sentimiento de soledad que azota a muchos y en especial a la gente mayor.

Según estadísticas oficiales de la Encuesta Continua de Hogares del Instituto Nacional de Estadísitca (INE), esta problemática afecta a 4.732.400 personas en España. De ese total, un número del 43,1% de ese grupo es mayor a 65 años. A su vez, estiman que un total aproximado a 850.000 personas han superado los 80 años.

Lo cierto es que toparse con Mercedes mientras caminas por esta zona, puede parecerte escalofriante. La figura de una mujer mayor, con arrugas en su rostro, con la mirada perdida en el paso del tiempo. Una mujer que no espera a nadie, y que su única compañía es la soledad.

La escultura está tan bien lograda que parece una persona real. Y justamente eso quisieron lograr: reflejar que ese estado también es propio de personas reales. Sólo que no nos detenemos a prestar atención, no estamos en conocimiento de aquello, o intencionalmente preferimos no hacer caso.

Ojalá la conmoción producida por los transeúntes sea tal que comiencen a exigir nuevas medidas para mejorar la calidad de vida de estas personas, incluyéndolas en el sistema de una sociedad.

Si quieres conocer más datos curiosos sobre tus destinos favoritos, ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

¿👍🏻o👎🏻?

A post shared by Intriper (@intriper) on

En Japón crearon un “Restaurante de las comandas equivocadas”: los empleados son ancianos con demencia pero los errores no se juzgan

El “Restaurante de las Comandas Equivocadas” fue el nombre elegido para esta alternativa gastronómica que desde hace algunos meses abrió en Japón.

La elección no podría definir mejor lo que espera a los clientes interesados: aquí corres la suerte de que el pedido de comida que llegue a tu mesa no sea el correcto ni el indicado. ¿Pero qué más da?

¿De qué trata? Justamente de un espacio en el que los errores y las equivocaciones no son criticadas ni señaladas de mala manera. Y, por sobre todo, se trata de una propuesta inclusiva que tiene por objetivo fomentar la participación de personas con capacidades diferentes dentro del sistema laboral. Continuar leyendo…

Escrito por Agustina Fontirroig

Me apasiona contar historias: soy fan de las palabras, las imágenes y la combinación de ambas. De Argentina al mundo como @agusfontirroig 📸

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Autitos chocadores sobre hielo: todos quieren hacer esta atracción de NYC

Artista vende plátano pegado con cinta adhesiva a una pared a 150.000 dólares