Esta antigua técnica japonesa del siglo XIV permite a las personas producir madera sin tener que cortar árboles

japon
Redactor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Japón nunca nos deja de sorprender e inspirar. La mayoría de nosotros ya estamos familiarizados con el concepto de bonsái, una forma de arte japonesa que data de hace más de mil años, que produce árboles pequeños que imitan la apariencia de árboles de gran tamaño. Pero muchos todavía no han oído hablar de Daisugi.

Si bien su técnica tiene similitudes con la del bonsái, el resultado que produce es muy diferente. Aparentemente, esta técnica que data del siglo XIV fue toda una novedad para mucha gente.

Originalmente inventado por la gente de la región de Kitayama, el método se utilizó para resolver el problema de la escasez de plántulas. Esto se debe a que hay poca tierra plana en la región, y plantar y cultivar árboles en las laderas empinadas resultó extremadamente difícil.

Muy similar a la técnica del bonsái, este método se desarrolló en el siglo XIV.

Madera

Como resultado, la confección de Daisugi permitió a los arboricultores reducir la cantidad de plantaciones, acelerar el ciclo de cosecha y producir madera más densa.

Hoy en día, estos tipos de cedro crecen principalmente en jardines bien cuidados debido a su apariencia delgada y elegante.

Madera

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *