Esta chica decidió vivir en un bote para no pagar más alquiler y vivir la aventura de su vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La mayoría de las personas sufren por todo el dinero que se les va en alquiler y los viajeros pensando en que eso podría destinarse en aventuras. Por eso, Kristin Hanes decidió cambiar su linda casa en California (Estados Unidos) por un velero, con el fin de ahorrar el alquiler, pagar deudas y tener la aventura de su vida.

En el 2015, Kristin vivía en un departamento que le salía al rededor de 1800 dólares por mes y su novio también alquilaba otro lugar en el mismo edificio. Un día platicando él le dijo: “Imagínate cuánto podríamos ahorrar si no estuviéramos viviendo aquí”. Sin darse cuenta estaban gastando 20,000 dólares al año en alquiler cada uno.

Hanging out on the stern while anchored in China Camp. So beautiful! #chinacamp #sailing #sfbay #anchored

Una publicación compartida por Kristin (@thewaywardhome) el

Cuando su novio, Tom, cayó en esa cuenta decidió vivir en su auto. Al principio Kristin pensaba que estaba loco, pero con el tiempo se empezó a unir a sus viajes y campamentos. Hasta que decidió hacerlo permanentemente, y se mudaron juntos al área de la bahía de California, ideal para ir a mochilear a Yosemite los fines de semana.

Como había servicios que no tenían en su auto se unieron a un gimnasio en la ciudad para poder bañarse y usar internet. Y alquilaron un pequeño lugar en donde podían guardar sus cosas, relajarse y tocar un poco de música. Esa fue su vida durante cuatro meses.

Anchored out at China Camp after testing out our new crispy sails. Fun!! #sailing #nomad #sfbay #sailboat #anchored

Una publicación compartida por Kristin (@thewaywardhome) el

Hasta que Kristin decidió alquilar una habitación en una casa flotante. Pero eso no duró mucho, porque la despidieron de su trabajo y no podía seguir pagándola. En ese momento, Tom había conseguido un velero de 50 metros cuadrados y se había puesto a remodelarlo, así que decidieron mudarse ahí.

Al principio no tenían estufa, ni agua corriente, ni inodoro. Tampoco se podía navegar en él, así que se trataba tan sólo de un hogar en construcción. Después de un tiempo ya estaba todo listo y comenzaron a vivir la verdadera aventura… navegar!

Hoy en día Kristen trabaja en su blog, donde entrevista a personas que viven estilos de vida alternativos y también cuenta su historia, cómo es vivir en el bote. Y como extra, redacta para algunas páginas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO