Esta chica dejó una carta antes de morir para recordarnos a todos que no nos olvidemos de vivir

Holly Butcher tenía solo 27 años cuando perdió la batalla contra el sarcoma de Ewing, una rara forma de cáncer en los huesos que afecta principalmente a los jóvenes.

Poco antes de su muerte, decidió escribir una carta para recordarle a todos que no se olviden de vivir la vida. Ella le pidió a su familia que compartiera su mensaje en Facebook, y es tan emocionante que en pocos días se volvió viral.

Admitió que era extraño aceptar que moriría tan joven después de asumir que viviría hasta la vejez.

“Los días pasan y solo esperas que sigan llegando, hasta que pase lo inesperado. Siempre me imaginé envejeciendo, arrugada y con el cabello canoso, muy probablemente causado por la hermosa familia (muchos niños) que planeé construir con el amor de mi vida”.

Holly dijo que amaba su vida y nunca pensó que moriría tan joven. Ella agregó: “Lo quiero tanto que duele. Eso es lo que pasa con la vida; Es frágil, preciosa e impredecible, y cada día es un regalo, no un derecho dado. Tengo 27 ahora. No me quiero ir, Amo mi vida.”

También instó a otros a olvidar las cosas triviales que dejamos que nos molesten.

“Es posible que hayas quedado atrapado en el mal tráfico hoy o hayas dormido mal porque tus hermosos bebés te mantuvieron despierto, o tu peluquero cortó tu cabello demasiado corto. Tus nuevas uñas falsas podrían tener una astilla, tus pechos son demasiado pequeños, o tienes celulitis en el culo y tu barriga se tambalea”.

Ella dijo que deseaba celebrar otro cumpleaños o solo un día más con su pareja.

“Deja que todo eso se vaya. Te juro que no pensarás en esas cosas cuando sea tu turno de ir. Todo es TAN insignificante cuando miras la vida como un todo”.

“Estoy viendo mi cuerpo perderse justo delante de mis ojos sin nada que pueda hacer al respecto y todo lo que deseo por ahora es poder tener un cumpleaños o Navidad más con mi familia, o solo un día más con mi pareja y perro. Sólo uno más.”

Y Holly insistió en que, si bien deberíamos cuidar de nuestros cuerpos, no deberíamos obsesionarnos con eso.

Ella explicó: “Traté de vivir una vida sana, de hecho, esa fue probablemente mi mayor pasión. Apreciar tu buena salud y funcionamiento corporal, incluso si no tienes tu tamaño ideal. Cuídalo y acepta lo increíble que es. Muévelo y aliméntalo con alimentos frescos. No te obsesiones con él”. Y agregó: “Come el pastel. Cero culpa”.

También destacó su pasión por los viajes y dijo: “Usá tu dinero en experiencias. O al menos no te pierdas las experiencias porque gastas todo tu dinero en bienes materiales. Has el esfuerzo de hacer ese viaje a la playa que siempre postergas. Sumerge los pies en el agua y excava con los dedos de los pies en la arena. Moja tu cara con agua salada”.

Esta es su carta completa

Comentarios