Esta ciudad japonesa se enfrenta a una escasez de ninjas, ofrecen salarios de 85.000 dólares!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Iga, una pequeña ciudad en el centro de Japón que dice ser el lugar de nacimiento de los ninjas, enfrenta un gravísimo problema… ¡se están quedando sin ninjas!

Cada año, la ciudad de alrededor de 100.000 habitantes recibe unos 30.000 turistas que llegan a experimentar el festival anual ninja. Pero tienen un grave problema, los jóvenes no quieren vivir ahí y se mudan a la ciudad, por lo que cada vez hay menos candidatos para trabajar de ninja.

“Se enfrenta a la escasez de esas dos cosas clave que necesita para mantener el ritmo de la economía: cosas para vender y personas que compren las cosas”, dice Stacey Vanek Smith, la co-creadora de Herships.

Green 4

Para reactivar la economía local, el alcalde de Iga, Sakae Okamoto, está promoviendo el patrimonio ninja de la ciudad con el objetivo de atraer a más turistas.

Con la esperanza de alentar a los turistas a quedarse más de un día en Iga, Okamoto se está mudando al ayuntamiento y construyendo un segundo museo ninja en su lugar. Sin embargo, el proyecto enfrenta algunos obstáculos, ya que Iga necesita atraer mano de obra para trabajar y vivir en la ciudad rural a medida que se extiende el esquema de turismo ninja.

Este problema es especialmente difícil dada la extremadamente baja tasa de desempleo de Japón, que es solo del 2.5%. Por lo tanto, es difícil encontrar trabajadores en Japón, y mucho menos intérpretes ninja altamente especializados.

NECA Turtles: Group Shot Part 2

“Ninja no es una clase heredable. Sin un entrenamiento severo, nadie podría convertirse en un ninja. Por eso han desaparecido silenciosamente en la historia”, dijo Sugako Nakagawa, el conservador del museo local ninja, en 2008.

Pero este trabajo tiene mucho que ofrecer. Antes que nada, el salario es bastante competitivo. Hoy, los ninjas pueden ganar entre 23.000 y 85.000, dólares que es un salario realmente bueno, y de hecho, mucho más de lo que los verdaderos ninjas solían ganar en el Japón medieval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO