Esta cuenta de Instagram te invita a retratar las ventanas de tu casa, rescatando su importancia ante los días de confinamiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ventanas, ventanitas, ventanotas’ reza la bio de esta cuenta de Instagram cuyo origen data de hace tan sólo menos de diez días. Como su nombre lo indica, en @miventana.jpg presumen ser un autodenominado ‘proyecto cuarentenístico transatlántico’ donde, la elección de un objeto común a fotografiar por usuarios de distintas partes del mundo, parece ir camino a ser un verdadero éxito.

Las ventanas son un objeto vital en toda casa. Desde la ventana uno puede distinguir si los vecinos circulan con ropa abrigada o no, si se dio inicio a una tormenta -con el famoso ‘andá a ver si llueve’- y puede hasta disfrutar del ‘olorcito’ de esa lluvia. A veces, a la ventana se acercan aquellos que sienten el ruido fuerte de una sirena y hasta los que quieren chusmear cuándo llegan las visitas en una reunión social. Las ventanas sobresalen hasta en las películas: cuando un personaje se encuentra uh tanto reflexivo o angustiado, la escena suele filmarse con la persona en cuestión apoyada desde el marco de una de ellas. 

Y ni hablar si se trata de una vivienda o departamento que no cuenta con espacios verdes pero sí da a la calle. Allí la ventana comprende ese recoveco adorado al que se recurre cuando, por si acaso, los rayitos de sol ofrecen un golpe de suerte. 

Las ventanas, fieles compañeras en esta cuarentena. Detrás del proyecto se encuentran Milagros desde Buenos Aires y Olivia que, actualmente, reside en París. Ambas tienen 24 años y una historia de amistad que data de hace mucho tiempo atrás, cuando durante su formación escolar se hicieron amigas y formaron un club de lectura y poesía para compartir sus escritos. 

Olivia tiene experiencia en una vida bastante nómada: vivió seis años en Hong Kong antes de residir en Buenos Aires y luego de finalizar el colegio se mudó a París, donde estudió arte y participó de varias muestras importantes en lugares como Suecia, Londres y Los Ángeles. Por su parte, Milagros ha estudiado la carrera de Historia del Arte, aunque oficialmente es arquitecta -formada en la Universidad de Belgrano y la Universidad Politécnica de Madrid- y trabaja en un estudio en la ciudad de Buenos Aires. A pesar de que cada una se encuentra desde una parte distinta del mundo, y con una rutina particularmente única, el coronavirus y las consecuentes medidas de aislamiento que se impulsaron en España y Argentina hicieron que coincidieran en un tiempo de irrupción de sus actividades

Un poco del mundo exterior desde el interior

La iniciativa de @miventana.jpg surgió a partir de una encuesta que estaba realizando Milagros a través de su perfil personal de Instagram. Por medio de la red social, se encontraba investigando para su tesis con temática referida al Covid-19 y la forma en que este puso en crisis nuestra manera de habitar las grandes ciudades: “Al final de la encuesta dejé un espacio para que la gente me diera su opinión al respecto y Oli me contestó que últimamente en cuarentena (sola en un monoambiente en París) estaba tomándole un interés a las ventanas

Acto seguido, y luego de un gran intercambio de ideas, coincidieron en que la ventana hoy es la conexión con el mundo exterior: “es como una tele más, una forma de ver si hay gente en la calle, si hace frío, si hace calor, si hay sol… Entonces yo (Mili) que me encanta Instagram como para plataforma para difundir este tipo de ideas, creé la cuenta y comenzamos a reclutar a gente de todo el mundo para que nos enviara fotos de sus ventanas”.

Al mismo tiempo, Olivia resalta la importancia de la participación de aquellas personas que eligen compartir la vista del mundo exterior desde su propio espacio interior: “Gracias a ellos y sus imágenes, se va componiendo un retazo de distintas visiones”. 

Este momento de irrupción de nuestras rutinas y la obligación de estar encerrados en casa ha influido bastante en la reflexión sobre las cosas cotidianas, aquellas en las que poco nos detenemos a pensar en su importancia. En diálogo con Intriper, las creadoras de esta propuesta reflexionan acerca de las ventanas como particulares protagonistas de esta idea:

Milagros: El proyecto surgió a partir de pensar cómo la ventana es algo accesible a todos. Todos tenemos una y, con un poco de ojo estético, todos podemos compartirla. Que la gente pueda compartir esa “partecita” que ve del exterior: cómo la vemos, desde dónde la vemos (como marco de la foto) y cómo esa ventana se convierte en nuestro paisaje de todos los días… Sin dudas, a través de este proyecto, la podemos elevar a una categoría artística como un cuadro. Reflejar como una ventana ahora, y siempre, es un momento de contemplación de reflexión sobre el exterior y nuestra manera de posicionarnos frente a eso. En la vida cotidiana perdemos estos encuentros con las ventanas y, al sacarle una foto y compartirla, y que la gente ponga Me gusta o interactúe se convierte en un espacio de arte de creatividad. 

Todos tenemos una ventana que hoy valoramos más que nunca y esta se puede convertir en arte siendo Instagram nuestro museo más grande

Olivia: Al compartir una imagen de la vista de una ventana, lo cual el cuadro es su metáfora, para mi es reconocer la presencia del gesto artístico en lo más simple y cotidiano. Un paisaje externo que nos acompaña, se vuelve a mi entender, un paisaje interior omnipresente.

Otro dato también interesante de este proyecto es la propuesta de convocatoria a que otros usuarios puedan participar compartiendo sus ventanas, recreando un juego de identificación con el que sentirse parte y ver sus fotografías compartidas a través de esta cuenta. 

Milagros: Nos impresionó la respuesta que tuvimos, tanto de nuestros conocidos que convocamos, como de gente que nos descubrió casualmente y le encantó la idea. Nos llovieron miles de fotos. Creo que la gente está en cierta forma menos ocupada y más contemplativa, y uno se conecta más con su casa, con sus rincones, la luz (yo por ejemplo empecé a tomar sol en el balcón y descubrí que tengo tres horas de sol directo) y que le gusta compartir, compartir su lugar, su “nuevo espacio”. Este “museo virtual accesible para todos” es una linda forma para que la gente con interés o no por la fotografía puede participar y compartir su mirada.

Olivia: Creo que el espacio que vivimos, y la forma en que elegimos habitarlo en una situación inédita como la que estamos pasando, nos ayuda a posicionarnos dentro de nosotros mismos. Compartir una ventana, es de una cierta forma compartir una visión del mundo propia. Hablar de lo común y lo compartido desde una mirada única, que el otro nunca va a poder penetrar y entender del todo. Lo que es interesante de este proyecto es ir juntando esos pedazos sueltos: crear un conjunto de visiones en un mismo punto de encuentro.

Consultadas acerca de la posibilidad de continuar con esta iniciativa una vez finalizada la cuarentena aseguran: “Nos encantaría darle seguimiento para que sea como un recordatorio de lo que se vivió en este momento y que sigamos valorando esos espacios de contemplación. Nos encantaría convertirlo en una exposición en algún futuro, igualmente la idea también es reivindicar a Instagram como plataforma para estos encuentros tanto en momentos complejos como este como en la “vida normal”. Pero sí, se nos ocurrieron varias ideas como hacer una exposición del encierro y que la gente pueda revivir estos momentos mirando la vida a través de muchas ventanas de todos los tamaños y las formas, que esa sensación a veces se pierde cuando se lo mira desde un celular”. 

Tanto para Milagros como para Olivia, la llegada de la cuarentena las ayudó a poner un freno, fomentar un encuentro con ese mundo interno propio y reconectar con los deseos frente a un periodo que también nos expone a nuestras inseguridades y angustias. Ambas coinciden: “creo que nuestro museo no va a cambiar el mundo, pero si a darnos una pizca de optimismo para ver en este encierro cierta belleza y oportunidad de contemplación.

Si quieres conocer más sobre este proyecto o para enviar las fotografías de tu ventana, ¡síguelas en Instagram! 🤩

Una respuesta

  1. Excelente propuesta…..
    Dejando de lado la incertidumbre q esta Pandemia genera en cuanto a tiempo… consecuencias, alejamiento de los afectos,etc. La vivo con mucha paz… alegria, reencuentro conmigo misma y mi marido desde hace 49 años y hacer uso deotras formas de aprendizaje, ya que puedo seguir mi curso con plataforma zoom. De mis clases de Gym cambié a Chi Kung por youtube, de las clases de idiomas presenciales, a mejorar mis partes débiles por internet.Si tengo q describir mis emociones en esta pandemia la exteriorizó con una mezcla de ellas: plenitud interior, nostalgia, diversión, incertidumbre y satisfacción personal por haberme descubierto resiliente.
    Obvio chicas q recibirán una foto de mi jardín que observo todos los días al despertarme por la ventana de mi cuarto.
    Felicitaciones y éxitos!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Histórico: La revista Vogue dedica portada a activistas negros en su edición de septiembre

Vogue dedica portada a activistas negros. Este es el mundo que queremos: personas protagonizando sus propios logros sin importar tono ni tipo de piel. La revista VOGUE, en su edición británica, dedicará el número de septiembre a visibilizar la lucha de activistas negros con una portada en la que se lucen dos de ellos.

Eso no fue todo: la producción para obtener la portada perfecta, de la que tradicionalmente es considerada como la más importante en el calendario de Vogue, fue realizada por un equipo formado íntegramente por profesionales negros.

Sin dudas, un acontecimiento histórico tratándose de una marca que, al mostrar la moda desde un aspecto estereotipado, desafortunadamente ha caído en muchas ocasiones en la construcción de prejuicios. Un hecho histórico del que ojalá no tuviéramos que alegrarnos o sorprendernos tanto, si a fin de cuentas Black Lives Matter.

Es precisamente este el motivo por el cual Vogue adopta total seriedad en su ejemplar del próximo mes: Black Lives Matter, el movimiento que pregona que las vidas negras importan, conocido por sus siglas en inglés BLM.

En la fotografía elegida para la portada se puede apreciar al astro del Manchester United Marcus Rashford, de 22 años, quien en junio hizo una campaña exitosa para obligar al gobierno británico a dar cupones de alimentos gratis a familias pobres durante las vacaciones de verano. Rashford posó junto a la modelo y activista por la salud mental Adwoa Aboah.

Vogue dedica portada a activistas negros
Vogue dedica portada a activistas negros

Como mencionaba anteriormente, el resto de los integrantes que han logrado la exitosa portada son profesionales negros. Ambos activistas fueron fotografiados por Misan Harriman, el primer fotógrafo negro encargado de las imágenes del número de septiembre de la revista, que se considera como el más importante en el calendario de la revista.

Vogue dedica portada a activistas negros
Misan Harriman, fotógrafo negro que se encargó de las fotografías con las que Vogue dedica portada a activistas negros

Además, la portada desplegable incluye otros 18 rostros, como defensores del movimiento Black Lives Matter, feministas y activistas contra el racismo. El editor en jefe Edward Enninful, también negro, dijo que quería que el nuevo número de la revista fuese un “grito de guerra para el futuro” ya que el 2020 pareciera ser un “momento de cambio necesario“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡Síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Excelenteee ♥️🙏🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

  1. Excelente propuesta…..
    Dejando de lado la incertidumbre q esta Pandemia genera en cuanto a tiempo… consecuencias, alejamiento de los afectos,etc. La vivo con mucha paz… alegria, reencuentro conmigo misma y mi marido desde hace 49 años y hacer uso deotras formas de aprendizaje, ya que puedo seguir mi curso con plataforma zoom. De mis clases de Gym cambié a Chi Kung por youtube, de las clases de idiomas presenciales, a mejorar mis partes débiles por internet.Si tengo q describir mis emociones en esta pandemia la exteriorizó con una mezcla de ellas: plenitud interior, nostalgia, diversión, incertidumbre y satisfacción personal por haberme descubierto resiliente.
    Obvio chicas q recibirán una foto de mi jardín que observo todos los días al despertarme por la ventana de mi cuarto.
    Felicitaciones y éxitos!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO