Esta enorme obra de arte, creada con cientos de pelotas de tenis, esconde un hermoso significado detrás

imagen pelotas tenis
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Afuera de la Cancha No.1 en Wimbledon, los artistas convirtieron una foto de un niño feliz de Madagascar llamado Tefy en un mosaico gigante hecho completamente de pelotas de tenis.

Sonriendo Tefy está allí para recordar a los asistentes y atletas en los Campeonatos que a través del acceso a agua potable limpia y baños seguros y que funcionen, se pueden salvar las vidas de miles de niños.

Una de cada diez personas en todo el mundo no tiene acceso regular a agua potable y una de cada cinco no tiene un lugar sanitario decente para ir al baño.

La Fundación Wimbledon ha estado trabajando en asociación con WaterAid desde 2017 para ayudar a que el agua limpia, los baños decentes y la buena higiene sean una parte normal de la vida diaria en los centros de atención médica y las comunidades en Etiopía, Madagascar, Malawi y Myanmar.

WaterAid construye principalmente pozos, paneles solares y tanques de recogida de agua de lluvia conectados a grifos e inodoros.

Los artistas de Sand in Your Eye tardaron 12 horas en crear el retrato del tamaño de una cancha de tenis cerca de la cancha n.° 1, que muestra a Tefy, de 10 años, del pueblo de Antsakambahiny en Madagascar, quien, con la ayuda de WaterAid y socios, incluida la Fundación Wimbledon, ahora tiene agua limpia en la escuela y cerca de su casa.

“Ya no llevamos agua colina abajo desde que tenemos grifos en nuestra escuela”, dijo Tefy en un comunicado. “El agua aquí es muy limpia y fresca. Podemos abrir los grifos y beber agua cuando queramos. Podemos lavarnos las manos en cualquier momento e incluso bañarnos aquí si queremos”.

La ex tenista británica número 1, Heather Watson, también apoya la asociación.

“Algo tan simple como abrir un grifo y verter un vaso de agua no es una opción para millones de niños en todo el mundo”, afirmó Watson. “Muchos no tienen más remedio que beber agua sucia que puede enfermarlos, o pasar el tiempo caminando para recoger agua en lugar de ir a la escuela, lo que les impide alcanzar su máximo potencial”.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.